• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

9 mar. 2014

Cristina Pérez: "Cuando escribís sale algo tuyo que no sabías que estaba"


Cristina Pérez estuvo en Infobae para presentar su Cuentos inesperados, relatos identificados con un líquido y con los nombres de los personajes que "han sido nombrados con el barro de lo que los constituye". En esta charla habla de sus cuentos, su pasión por la literatura inglesa, sus críticas a "la moda" de las novelas eróticas que abrió Cincuenta sombras de Grey. Además, adelanta que está escribiendo una novela futurista.

-El libro se abre con un prólogo en el que decía que vas a "evocar y retomar la particular técnica para la caracterización de los personajes" de la llamada comedia de los humores o comedia isabelina.

Cuentos inesperados está basado en que los personajes son como se llaman. En la comedia de los humores muchos de los personajes están nombrados según su principal característica. Dos autores básicos fueron Shakespeare y Ben Jonson, de ellos hay varias citas. El libro es como un sistema de significados. Desde que empezás y te encontrás que en el índice hay un líquido y los nombres de los personajes pero no un título, es como que sos vos el que tiene que ir armando lo que eso sugiere.

-Los personajes son personas que nadie conoce pero todos conocemos.

Intento plasmar una colección de personajes que nos podemos encontrar en la vida diaria. En las relaciones de abusos psicológicos que se pueden dar en los trabajos, en las situaciones de traición o infidelidad que se pueden dar tanto en las familias como en las parejas. En las sensaciones interiores entre los deseos propios y un mundo que es hostil a esos deseos. En este libro no hay héroes perfectos, tampoco hay del todo villanos.

-Uno de los ejes que se perciben en los cuentos son las relaciones de poder en la vida cotidiana, no en el sentido del poder político.

Desde ahí trata de ser una reflexión sobre nuestro mundo de relaciones actuales. El mundo de relaciones es un mundo donde está en juego el poder pero también en cómo se desarrolla ese juego de fuerzas es donde entra a actuar el amor o la necesidad de dominio del otro que ya no es amor. Vivimos una época en que las relaciones patológicas están siendo visualizadas porque hay menos incidencia de los modelos predeterminados. Ahora, al permitirnos cuestionar las relaciones y al ser relaciones de pares, podemos reflexionar sobre lo que nos pasa con nuestros jefes, con nuestros amigos o con nuestros maridos. Siempre en las relaciones hay una especie de hidráulica del poder. Eso en el libro está muy presente pero también el mundo de los deseos, hay personajes que se encuentran con que su deseo es posible.

-Hay también cierta mirada crítica al individualismo, por ejemplo con Pedro Yo me amo o Marcos Sólo Yo esto aparece muy claro, pero también en otros cuentos.

Creo que más que al individualismo es al falso ego. El individuo si no florece como individuo poco puede tener para dar porque uno tiene que construir en uno para poder aportar a la sociedad en la que vive. Pero también están estas personas que son "Pac-Man" de los otros que tienen poder y una psicopatía suficientemente fuerte para no reconocer al otro y, de alguna manera, destruirlo.


-Me gustó mucho como trabajás los finales de los cuentos: no hay una historia cerrada y una moraleja, sino que muchas veces quedan librados al lector. ¿Es así?

Lo que pretendía era revelar que los nombres eran velos que se caían y que los cuentos revelaran a estas personas pero no ser un juez de mis personajes, que fueran libres.

-Uno de los cuentos escritos en primera persona (creo que son los menos) habla de alguien a la que le piden un cuento erótico y se queja. Lo veía como una paradoja del libro en el que aparecen varios momentos eróticos.

Hay una especie de crítica velada a esta cosa de tormentas de novelas eróticas. El erotismo está en todo lo que hacemos. Por el éxito de Cincuenta sombras... se terminó convirtiendo a la novela erótica en un género en sí mismo, lo que me parece una especie de mamotreto. Se ensalza un componente porque se puso de moda. Ese cuento que empieza con una especie de ironía, termina con una mujer que se mira al espejo y tiene un par de problemas que resolver.

-¿Cómo sigue tu vida literaria?

Estoy haciendo una novela que me tiene compenetrada y en estado de felicidad total. Es futurista, de un futuro cercano. Es un thriller policial, político con periodismo, amor, sexo, relaciones, delaciones, traiciones. Con personajes en su mayoría intensos y que ofrece una visión del mundo. Estoy viviendo una experiencia única en lo personal: no sólo como lectores los libros nos ocurren físicamente, nos transforman, cuando escribís sale algo tuyo que no sabías que estaba y estoy encontrándome con esos mundos que ya no controlo.

Contratapa

Este es el primer libro que escribe la periodista Cristina Pérez. Se trata de cuentos cuyos protagonistas responden a personajes y estereotipos que todos conocemos en sus facetas más desmesuradas. Como un bazar lleno de personajes conocidos, reconocibles: cínicos, patéticos, crueles, o simplemente humanos. Cuentos inesperados sorprende por dos motivos diferentes. Primero porque es el debut literario de Cristina Pérez "joven periodista de larga trayectoria", y en segundo lugar, y por sobre todo, porque al leerlos sólo podemos pensar en la escritura como en la primera vocación de su autora.

Los cuentos reunidos en este volumen provocan. Buscan revelar a sus protagonistas sin reservas. Desde la elección de sus nombres hasta el sentido de sus acciones: todo está al servicio de dejarlos al descubierto. El lector puede encontrarse en ellos, o encontrar a quienes ya conoce. El nerd de sistemas, la ejecutiva aplastacabezas, el marido golpeador, el estanciero venido a menos, el periodista idealista, el empleado culposo. Cada cuento es una situación de vida intensa y profundamente visceral. Cristina lleva a sus personajes al margen de sus propios destinos y desde ese lugar los hace redimirse o enloquecer. Una escritura voraz, genial, y una selección temática que recuerda a las comedias isabelinas que la autora tan bien conoce. El lector queda advertido: una vez que abra este libro se sumergirá en un universo inesperado.

La autora

Cristina Pérez es periodista, con vasta trayectoria en los medios argentinos desde hace más de dos décadas, incluyendo televisión abierta nacional, radio y gráfica. Actualmente, conduce "Telefe Noticias" a las 20, uno de los noticieros líderes, en Telefe, donde se desempeña desde 2002. El amor por las letras es una dimensión fundacional de su vocación como comunicadora. En forma reciente colaboró con ADN, Farsa Mag y Ultrabrit en trabajos de crítica literaria. La literatura fue también la puerta que la llevó a la actuación de obras de Shakespeare, con las que suma dos protagónicos como Lady Macbeth y Cleopatra. Sus trabajos en los medios incluyen Radio Del Plata, Canal 9 ("Azul Noticias" "Zona de Investigación"), revista Gente, Perfil.com, CBS Telenoticias, Ciudad Abierta TV, La Estrella Digital de Madrid y varios más. Recibió los dos últimos Premios Tato, un Martín Fierro y un Premio Security, por su labor periodística en TV, y fue dos veces nominada a los premios ETER de radio. Es miembro de FOPEA (Foro de Periodismo Argentino) ONG que brega por mejores estándares profesionales. Cursó estudios de Historia, Inglés y Literatura Inglesa (UNT, Oxford Continuing Education, University of London, OISE-Boston). Escribe prosa y poesía (www.cristinaperez.info). Su más feliz vocación es la de lectora apasionada.

Cinco motivos para "bancar" a Virginia Lago


Desde que comenzó el ciclo "Historias del corazón", Virginia Lago tomó una notoriedad insospechada. La actriz se supo ganar su lugar como conductora cada tarde y hasta inclusive por las noches.

A continuación, cinco motivos para "bancar" a Virginia Lago:

  • Las películas y novelas que presenta: "Pulseras rojas" o "Avenida Brasil" inmediatamente se convirtieron en éxitos de la pantalla chica. Además, en lo que a cine respecta, Virginia presenta desde clásicos a estrenos.

  • Su dulzura: aunque a muchos les moleste, la calidez de Virgnina suma. Después de todo, al verla, ¿a quién no le dan ganas de ir con ella a tomar unos mates y mirar una peli?
  • Se banca todas las cargadas: desde que es conductora del ciclo, Virginia recibió infinidad de cargadas, sin embargo, lejos de las peleas, ella sigue adelante, firme con su programa.

  • Fue TT en Twitter infinidad de veces: los mismos que la cargan a través de las redes sociales, son lo que la hacen aún más grande. Cada semana, Virgina, aún sin decir nada, es uno de los temas más hablados en la red. ¿A cuántos famosos les gustaría ser TT alguna vez?

  • Supo ganar un lugar como conductora: a muchas actrices les cuesta, pero ella pudo hacerlo sin problemas y hoy es una de las conductoras más queridas de la televisión argentina.

Gustavo Bermúdez: "La tele no es nada, la vida está en otro lado"


Dónde estaría hoy de haber contestado el fax desesperado de la princesa Mashael de Arabia. En los años ‘90, la hija del rey Fahd lo acorralaba. Sin Twitter, sin Facebook, sin Skype ni WhatsApp, la muchacha se las arreglaba como podía a 13 mil kilómetros. Lo quería poseer como Andrea del Boca en Antonella. “Cuanto desees, te será concedido”, invitaba. Pero Gustavo Bermúdez ya lo tenía todo. Dormía abrazado a la mujer de sus sueños y era el rey de la telenovela. ¿Sabrá la doncella del petróleo que hoy está separado? ¿Usará YouTube para tenerlo a un click de distancia, 20 años después? El rey de la nieve se ríe de la anécdota. “Tuve una fama inesperada, pero la fama nunca me importó. No hay más que lo que se ve. Debo ser aburrido para el medio”.

Para cuando el aparato de fax de su casa se calcinaba con mensajes de la nobleza, Bermúdez no había programado aún patear el tablero. Todavía no vivía en San Martín de los Andes (a donde permaneció 15 años), pensaba en el cuerpo si le hablaban de un “Celular” y no imaginaba su imagen a futuro condensada en una tableta. Su regreso a la televisión se da en plena era del “High Definition”, ese impensado sistema que le escanea el medio siglo de la piel. Cada noche, Telefe lo tiene como a un Grande Pá posmoderno en Somos familia.

Pero hablemos del otro Bermúdez. El menos previsible. Su biografía (aún no escrita) debería incluir las siguientes peculiaridades: que probó suerte como basquetbolista de Newell’s Old Boys. Que jamás interpretó a un villano. Que después de enamorar en Oriente terminó enseñando español multimedia en Israel. Que besó a tantas mujeres como a orcas y delfines. Que llegó a ser doblado hasta al ruso mientras seducía a Grecia Colmenares. Que de niño merendaba mirando a Linda Cristal en Bonanza y de adolescente, la besó en televisión. Que en los ochenta invirtió su capital en una fábrica de ropa bautizada Bermutti, pero por poco no se fundió. Que pese a su nutrido currículum televisivo, se dio el gusto de hacer un Shakespeare en una temporada teatral en Mar del Plata como Romeo.

Gustavo Ariel, sangre de Vigo y de Lugo, 49 años, trabaja en televisión, pero no le da mayor importancia al asunto. Por algo pasa silenciosas estadías en La Patagonia, a donde se mudó después de protagonizar Alén luz de luna, aquel hito filmado en los paisajes más descomunales del sur. Parece que la parafernalia de la TV no lo distancia de la vida que podría tener un empleado del peaje. “Es muy simple. Es como si abrís el plano general y observás. Estás haciendo sólo una hora de televisión de las 24 horas, en un canal de la Argentina, entre millones de canales en el mundo. Sos una parte chiquitita, minúscula. Un fotograma apenas de la película. ¿Qué es la tele para ponerte arriba de quién? Por suerte nunca me enganché con eso. Decís: ¿Y después, qué?” Una tarde en los estudios Pampa de Martínez para intentar descifrar el misterio Bermúdez. No hay misterio. Vuelve cuando quiere. En voz baja. Sin escándalos. Inspeccionar su archivo gráfico desde comienzo de los ochenta no arroja una mancha. “Te desafío: si leés una nota polémica, no es mía. O inventaron las declaraciones. Ni por viajes ni plata di notas junto a mis dos hijas y a mi ex mujer. No transé con ciertas cosas. La televisión no es nada, la vida está en otro lado”.

Antes de que la vida estuviera de este lado, estaba en Rosario, a 20 cuadras del Monumento a la Bandera. Como del aro no iba a vivir, terminado el secundario se le ocurrió subirse al Mercedes Benz 1114 azul de unos amigos cuya empresa de transporte viajaba a Buenos Aires. 1981. Alquiler en Sinclair y Libertador y un curso con María Vaner. “Al toque me presenté en un casting de Guillermo Bredeston y quedé en Como la gente. Buscaban al hijo y al novio de la hija. Gusté y escribieron un personaje para mí. De ahí no paré de trabajar, Compromiso, Pelito.

Ahora se llega más por la fama, creo que se desvirtuó todo.

En esa época no era como ahora. No se perseguía tanto eso. O eras futbolista o actor. Era la tapa de El Gráfico o de Gente, pero eso era una consecuencia”.

De otro modo, pero volvés a ser galán treinta años después. ¿Cómo te llevás con la edad?

Ni me preocupan los años. Yo siento como si no hubieran pasado los años para mí. Hice muchísimo, pero no siento que esté todo hecho.

Nunca interpretaste un villano. ¿Por qué siempre sos el tipo bueno de la historia? ¿No sentís la necesidad de salir del molde?

Nunca me pregunté por qué no me llaman para villano. Por ahí me gustaría hacerlo, pero sólo si está bueno el cuento que contar. No lo tengo como cuenta pendiente. No me desvela.

Priorizaste la familia estos últimos 15 años, resignaste mucho por ver crecer a tus dos hijas lejos del ruido de Buenos Aires. ¿Qué te une a este casi padre de ficción conservador?

Me une mucho. Los padres tenemos el común denominador que es el amor y a partir de ahí, cada uno con su carga hace lo que puede. Este tipo se plantea permanentemente desde el sentido común lo que debe ser como padre y no baja línea, y yo soy un poco así.

¿Te sentís sapo de otro pozo en este medio? Fuiste capaz de alejarte cuando tu imagen daba vueltas por el mundo, jurás que no te interesa la fama, hacés televisión cuando querés...

No me siento sapo de otro pozo, pero reconozco que al medio no le sirvo desde la noticia, el escándalo. Soy un tipo demasiado sencillo, a pesar de que la vida dio vueltas raras. Yo miraba a Bredeston y Cárpena en Rosario y terminé trabajando con ellos. Lo que pasó conmigo en Israel, los llamados de la princesa de Arabia. Terminé besando en una ficción a la mujer que veía mientras tomaba la chocolatada, Linda Cristal. Hasta me fui a convencer a Héctor Alterio de hacer una novela en San Martín de los Andes con lo que suponía meterme en una producción nunca antes hecha. Las vueltas de la vida fueron raras.

¿Hoy es como barajar y dar de nuevo? Una hija que dejó el nido, tu separación, el medio siglo.

No puedo decir que fue fácil separarse después de más de 20 años, pero ahora todos estamos bien. Tampoco es algo que me interese detallar. Miro adelante y me siento joven para seguir haciendo.

¿Qué hacés en esos prolongados tiempos sin pantalla? ¿Te ocupan otros negocios?

Una vida sumamente normal. No tengo otros negocios y no hago más que disfrutar de quienes quiero. Aprendí que uno no siempre puede hacer lo que quiere, entonces tiene que aprender a querer lo que hace. No sé si es por mi nostalgia de Rosario, pero la vida la encaré como me crié yo, bien cerca de mis padres. Fui el segundo varón de un padre viajante de comercio que un día sufrió un infarto y se quedó en casa. De ahí aprendí a valorar más el tiempo con los hijos. No es que no sea un tipo apasionado, si me pongo a fabricar sillas las fabrico con pasión. Pero le di prioridades a la vida. Elegí la transformación.

¿Y en qué te transformaste?

Puse un límite porque no sabía cuánto tiempo más tenía. Podría vivir en medio de La Pampa y lo haría con alegría.

Gladys Florimonte se olvida de Flor de la V y sigue con Nazarena


Cuando parecía que iba a 'arder Troya' entre Gladys Florimonte y Florencia de la V, la humorista logró salir bien parada y continuará trabajando junto a Nazarena Vélez.

La enemistad entre Nazarena y Florencia es de público conocimiento, pero por ahora, la rubia le 'robó' una figurita importante a su rival.

Florimonte continuará trabajando durante todo este año con Vélez ya que ahora se sumará a Los locos Grimaldi en la gira nacional a partir de fines de marzo y encarnará el rol de madrastra malísima de Nazarena y Georgina.

Gladys ocupará el lugar de Edda Díaz y de esta manera continúa ligada a Jaz Producciones luego de su experiencia en "Familia de mujeres" que le valió el premio Consagración en la temporada.

Cabe destacar que aún no se sabe si Florimonte volverá a trabajar con Florencia de la V en el nuevo pograma que hará la conductora por Telefe los fines de semana, tras haber manifestado su malestar con la producción de "La Pelu".

"Hablé con las autoridades de Telefe y les dije que después de la temporada, iba a pensar muy bien lo que iba a hacer. Me han quedado pendientes algunas cositas con la producción, manejos que no me gustaron. No estaba muy a gusto porque no me respetaron", señaló Gladys hace algunos días en una nota con Desayuno Americano.

"Casarme con Martina sería una locura"


Peter Lanzani dialogó con Crónica y aseguró que por el momento no piensa comprometerse con su pareja, la intérprete de Violetta. "Tiene apenas 16 años", expresó el artista.

Está en los permanentes desafios, ahora “extremos” como los de Fuerza bru­ta. En teatro, viene de protagonizar un drama ro­mántico, de versión clásica en nuestro cine como lo ha sido “Camila”. En tevé, se apresta a participar de la segunda temporada de A­liados, otro de los gran­des éxitos de Cris Morena.

Sencillo, puntual en sus definiciones y de enorme claridad en sus conceptos. Peter Lanzani charló a so­las con Crónica y, por su­ puesto, también se refirió al romance que, desde ha­ ce meses, mantiene con Martina Stoessel, la popu­ lar y joven intérprete de ese gran éxito que es “Vio­letta”.

"Lo importante es que con Martina la paso muy bien y soy feliz con ella. Eso es lo que me im­porta. Después vivir y acompañarnos de la mejor manera posible", contó Lanzani.

Además, el actor aseguró: "No tenemos planes de casamiento. Es una locura. Martina apenas tiene 16 años".

Adelanto de "La Celebración"


Este domingo a las 23.30 hs. Telefe presenta “ “La Celebración”. Esta miniserie de 13 episodios tiene como motivación y contexto diferentes celebraciones que dispararán historias, en sus variadas formas. Relatos que tienen como punto de partida, o de llegada, una celebración que motiva a los personajes, planteándoles conflictos y objetivos.

“Bautismo”, el tercer capítulo del ciclo, relata la historia de Elba (Maria Onetto) y Agustín (Luis Machín). Ellos esperan ansiosos la llegada de su hijo Leo (Michel Noher), que se ha ido a vivir a Alemania y vuelve a visitarlos. Leo llega con su hijo, a quien bautizarán en Argentina. Elba y Agustín aparentan ser un matrimonio consolidado, más de tres décadas juntos, un hijo en común y una casa de ambos. Salvo por un hecho que los distancia: Desde hace un tiempo Agustín siente que su identidad es otra y comenzó a travestirse. Esto ha hecho que se separen y Elba se fuera de su casa. Al momento de la llegada de Leo, Elba y Agustín se disponen a fingir que todo sigue como antes para no preocupar ni decepcionar a su hijo y su familia. Sin embargo, la mentira no durará mucho tiempo y los personajes deberán recorrer un camino de aceptación y reconocimiento del otro y también de sí mismos.

“La Celebración” cuenta con las destacadas actuaciones de Carlos Belloso, Romina Gaetani, Mercedes Morán, Luis Machín, Antonio Birabent, Adrián Navarro, Jorge Suárez, Martín Seefeld, Gastón Soffritti, Andrea Pietra, Maju Lozano, Norma Pons, Cecilia Rossetto, Agustina Cherri, Nazareno Casero, Roly Serrano, Mimí Ardú, Susú Pecoraro, Verónica Llinás, Cecilia Dopazo, Julieta Ortega, Martina Gusmán, Emilia Mazer, Marita Ballesteros, María Onetto, Michel Noher, Andrea Bonelli, Nicolás Francella, Claudia Lapacó, Fabián Mazzei y Maite Lanata entre un gran elenco.

“La Celebración” es una producción de Underground y fue ganador del concurso “Prime Time” para TDA (Televisión Digital Abierta) y BACUA (Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino) que otorga el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) y el Ministerio de Planificación.

Conocé más a la nena de "Avenida Brasil"


Melissa Maia de Sousa es una de las protagonistas de Avenida Brasil. Con sólo 9 años, la niña se convirtió en una de las actrices famosas que ya son furor en Argentina y todo Latinoamérica.

La telenovela que emite Telefe (lunes a viernes a las 16.30) marca el pico de rating más alto a diario y Mel Maia, como la conocen en Brasil, es una de las responsables. La nena, que nació el 3 de mayo de 2004, hace de Rita en su niñez con toda la dulzura, el amor y el dolor que su personaje conlleva.

Mel estudia teatro desde sus 5 años y le encanta bailar. A los 7 le llegó la fama con todo de la mano del entrañable rol de la pequeña Rita en Avenida Brasil. En 2013 le llegó el turno de hacer de Pérola en la novela Joia Rara y también cautivó a los espectadores con su gran talento.

En la revista Caras, Mel Maia sorprendió al contar: "Soy fanática de Violetta. Me encantaría conocer a Martina Stoessel (16). Estoy aprendiendo todas sus canciones y coreografías. Sueño con cantar y bailar junto a ella y me gustaría ir a un show".

La niña ya tiene una prometedora carrera y fue convocada por Quentin Taranino para participar en su próximo film. ¿Qué tul?

Este Lunes comienza "Insensato Corazón"


Desde el próximo lunes debuta en Telefe una ficción importada: Insensato corazón, buscando repetir los resultados de su compatriota en la tele argentina: "Avenida Brasil"

El lunes 10 de marzo será el día del debut de una superproducción de éxito probado en el mundo. Insensato corazón la responsabilidad de generar el fanatismo, o al menos ser lo suficientemente redituable para una tele donde la vedette de la temporada son las "latas" Avenida Brasil y Escobar, el patrón del mal.

Hoy la historia de Nina, Jorgito y compañía sufren un "efecto expansivo" en la grilla de sus canales. Ambas superproducciones cuentan con resúmenes semanales, recapitulaciones diarias y tiene presencia en AM, además de sus emisiones diarias.

Desde el próximo lunes Insensato corazón estará al término de "Avenida Brasil".

"Pulseras Rojas" en números


El unitario catalán que se emite en Telefe llegó a su fin. En la siguiente nota un detalle de cómo le fue en materia de rating durante su paso por la pantalla chica.

La ficción que pasó por las tardes de Telefe alcanzó un promedio de 11.1 . Siendo 13.3 la marca más alta registrada y 9.7 el piso alcanzado.

A partir del lunes será Insensato corazón, la novela de los mismos creadores de Avenida Brasil, la que reemplace al unitario que se despidió.

Un experto para "Tu Cara me Suena"


Miguel Ángel Rodríguez sería uno de los que tendría asegurada su participación en la segunda temporada del programa de Marley. Un especialista en caracterizaciones para el programa que pone a los famosos a imitar.

Los nombres continúan en danza para Tu cara me suena. Y mientras se siguen barajando nombres para el programa que ya es anunciado por Telefe para marzo, uno de los que tendría casi asegurado su lugar sería Miguel Ángel Rodríguez.

Rodríguez, además de contar con su carrera actoral, se hizo popular por sus imitaciones en Videomatch (1997), y más tarde fue la figura central del humorístico Los Rodríguez (1998), donde interpretaba en diferentes sketchs a figuras tan disímiles como Jorge Lanata, Moria Casán, Cesar Mascetti o Gerardo Sofovich.

Este año al jurado de la segunda temporada del programa se suma Enrique Pinti, que compartirá el lugar con Elizabeth Vernaci y Cacho Castaña.

“Pulseras Rojas” a lo Spielberg


“Los luchadores niños del hospital comienzan a hacer historia. El lunes 10 de marzo empieza en Atlanta la grabación del capítulo piloto de «The Red Band Society», la versión estadounidense de la exitosa serie «Pulseras rojas».” cuenta Vertele sobre la famosa serie catalana que fue un éxito en su doble emisión en nuestro país.

“El director del episodio es el tejano Alfonso Gómez-Rejón («Glee», «American Horror Stories: The Coven»). En cuanto al reparto, se han confirmado los nombres de los jóvenes protagonistas Charlie Rowe («Nunca me abandones»), Nolan A. Sotillo, Ciara Bravo («Big Time Rush»), Brian «Astro» Bradley («The X Factor»), Zoe Levin («El camino de vuelta») y Griffin Gluck («Sígueme el rollo», «Sin cita previa»). Los adultos ya concidos son Octavia Spencer (ganadora del Oscar por «Criadas y Señoras»), Griffin Dunne , Belita Moreno y Rebecca Rittenhouse, entre otros.”

“La producción corre a cargo de ABC Studios y Amblin TV, la productora de Steven Spielberg. Julio Fernández y Carlos Fernández son coproductores ejecutivos. «Polseres Vermelles» (nombre original de la serie) fue creada por Albert Espinosa y Pau Freixas y producida por Filmax para TV3.”

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta