• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

9 mar. 2014

Cristina Pérez: "Cuando escribís sale algo tuyo que no sabías que estaba"


Cristina Pérez estuvo en Infobae para presentar su Cuentos inesperados, relatos identificados con un líquido y con los nombres de los personajes que "han sido nombrados con el barro de lo que los constituye". En esta charla habla de sus cuentos, su pasión por la literatura inglesa, sus críticas a "la moda" de las novelas eróticas que abrió Cincuenta sombras de Grey. Además, adelanta que está escribiendo una novela futurista.

-El libro se abre con un prólogo en el que decía que vas a "evocar y retomar la particular técnica para la caracterización de los personajes" de la llamada comedia de los humores o comedia isabelina.

Cuentos inesperados está basado en que los personajes son como se llaman. En la comedia de los humores muchos de los personajes están nombrados según su principal característica. Dos autores básicos fueron Shakespeare y Ben Jonson, de ellos hay varias citas. El libro es como un sistema de significados. Desde que empezás y te encontrás que en el índice hay un líquido y los nombres de los personajes pero no un título, es como que sos vos el que tiene que ir armando lo que eso sugiere.

-Los personajes son personas que nadie conoce pero todos conocemos.

Intento plasmar una colección de personajes que nos podemos encontrar en la vida diaria. En las relaciones de abusos psicológicos que se pueden dar en los trabajos, en las situaciones de traición o infidelidad que se pueden dar tanto en las familias como en las parejas. En las sensaciones interiores entre los deseos propios y un mundo que es hostil a esos deseos. En este libro no hay héroes perfectos, tampoco hay del todo villanos.

-Uno de los ejes que se perciben en los cuentos son las relaciones de poder en la vida cotidiana, no en el sentido del poder político.

Desde ahí trata de ser una reflexión sobre nuestro mundo de relaciones actuales. El mundo de relaciones es un mundo donde está en juego el poder pero también en cómo se desarrolla ese juego de fuerzas es donde entra a actuar el amor o la necesidad de dominio del otro que ya no es amor. Vivimos una época en que las relaciones patológicas están siendo visualizadas porque hay menos incidencia de los modelos predeterminados. Ahora, al permitirnos cuestionar las relaciones y al ser relaciones de pares, podemos reflexionar sobre lo que nos pasa con nuestros jefes, con nuestros amigos o con nuestros maridos. Siempre en las relaciones hay una especie de hidráulica del poder. Eso en el libro está muy presente pero también el mundo de los deseos, hay personajes que se encuentran con que su deseo es posible.

-Hay también cierta mirada crítica al individualismo, por ejemplo con Pedro Yo me amo o Marcos Sólo Yo esto aparece muy claro, pero también en otros cuentos.

Creo que más que al individualismo es al falso ego. El individuo si no florece como individuo poco puede tener para dar porque uno tiene que construir en uno para poder aportar a la sociedad en la que vive. Pero también están estas personas que son "Pac-Man" de los otros que tienen poder y una psicopatía suficientemente fuerte para no reconocer al otro y, de alguna manera, destruirlo.


-Me gustó mucho como trabajás los finales de los cuentos: no hay una historia cerrada y una moraleja, sino que muchas veces quedan librados al lector. ¿Es así?

Lo que pretendía era revelar que los nombres eran velos que se caían y que los cuentos revelaran a estas personas pero no ser un juez de mis personajes, que fueran libres.

-Uno de los cuentos escritos en primera persona (creo que son los menos) habla de alguien a la que le piden un cuento erótico y se queja. Lo veía como una paradoja del libro en el que aparecen varios momentos eróticos.

Hay una especie de crítica velada a esta cosa de tormentas de novelas eróticas. El erotismo está en todo lo que hacemos. Por el éxito de Cincuenta sombras... se terminó convirtiendo a la novela erótica en un género en sí mismo, lo que me parece una especie de mamotreto. Se ensalza un componente porque se puso de moda. Ese cuento que empieza con una especie de ironía, termina con una mujer que se mira al espejo y tiene un par de problemas que resolver.

-¿Cómo sigue tu vida literaria?

Estoy haciendo una novela que me tiene compenetrada y en estado de felicidad total. Es futurista, de un futuro cercano. Es un thriller policial, político con periodismo, amor, sexo, relaciones, delaciones, traiciones. Con personajes en su mayoría intensos y que ofrece una visión del mundo. Estoy viviendo una experiencia única en lo personal: no sólo como lectores los libros nos ocurren físicamente, nos transforman, cuando escribís sale algo tuyo que no sabías que estaba y estoy encontrándome con esos mundos que ya no controlo.

Contratapa

Este es el primer libro que escribe la periodista Cristina Pérez. Se trata de cuentos cuyos protagonistas responden a personajes y estereotipos que todos conocemos en sus facetas más desmesuradas. Como un bazar lleno de personajes conocidos, reconocibles: cínicos, patéticos, crueles, o simplemente humanos. Cuentos inesperados sorprende por dos motivos diferentes. Primero porque es el debut literario de Cristina Pérez "joven periodista de larga trayectoria", y en segundo lugar, y por sobre todo, porque al leerlos sólo podemos pensar en la escritura como en la primera vocación de su autora.

Los cuentos reunidos en este volumen provocan. Buscan revelar a sus protagonistas sin reservas. Desde la elección de sus nombres hasta el sentido de sus acciones: todo está al servicio de dejarlos al descubierto. El lector puede encontrarse en ellos, o encontrar a quienes ya conoce. El nerd de sistemas, la ejecutiva aplastacabezas, el marido golpeador, el estanciero venido a menos, el periodista idealista, el empleado culposo. Cada cuento es una situación de vida intensa y profundamente visceral. Cristina lleva a sus personajes al margen de sus propios destinos y desde ese lugar los hace redimirse o enloquecer. Una escritura voraz, genial, y una selección temática que recuerda a las comedias isabelinas que la autora tan bien conoce. El lector queda advertido: una vez que abra este libro se sumergirá en un universo inesperado.

La autora

Cristina Pérez es periodista, con vasta trayectoria en los medios argentinos desde hace más de dos décadas, incluyendo televisión abierta nacional, radio y gráfica. Actualmente, conduce "Telefe Noticias" a las 20, uno de los noticieros líderes, en Telefe, donde se desempeña desde 2002. El amor por las letras es una dimensión fundacional de su vocación como comunicadora. En forma reciente colaboró con ADN, Farsa Mag y Ultrabrit en trabajos de crítica literaria. La literatura fue también la puerta que la llevó a la actuación de obras de Shakespeare, con las que suma dos protagónicos como Lady Macbeth y Cleopatra. Sus trabajos en los medios incluyen Radio Del Plata, Canal 9 ("Azul Noticias" "Zona de Investigación"), revista Gente, Perfil.com, CBS Telenoticias, Ciudad Abierta TV, La Estrella Digital de Madrid y varios más. Recibió los dos últimos Premios Tato, un Martín Fierro y un Premio Security, por su labor periodística en TV, y fue dos veces nominada a los premios ETER de radio. Es miembro de FOPEA (Foro de Periodismo Argentino) ONG que brega por mejores estándares profesionales. Cursó estudios de Historia, Inglés y Literatura Inglesa (UNT, Oxford Continuing Education, University of London, OISE-Boston). Escribe prosa y poesía (www.cristinaperez.info). Su más feliz vocación es la de lectora apasionada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta