• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

9 feb. 2014

Miradas opuestas a "Señores Papis"


A favor: el lado cavernícola del chico lindo

Mostrar el lado cavernícola de una bomba sexy podría ser uno de los secretos del éxito de Sres. Papis: de repente, un televidente papá promedio puede verse identificado en la torpeza amorosa, la dificultad, la emoción, el vértigo y la ridícula resolución de conflictos que propone un padre que parece ser “como uno” aunque luzca como el resultado de una combinación milagrosa de genes y Photoshop. Eso que le está pasando al Chori (Luciano Castro) nos ha pasado a todos: no entender las decisiones afectivas y sexuales de la compañera, no saber cómo arreglárselas con la soledad, no lograr un equilibrio entre trabajo y vida doméstica. Ok, el chabón parece salido de una agencia de modelos, pero a los pocos minutos eso suma algo misterioso al proceso de identificación. Lo inverosímil de su musculatura refuerza la idea de que si acaso el Chori no es un reflejo de lo que más o menos viene siendo un papá de estos tiempos, al menos sí es una pintura de lo que un papá de estos tiempos querría ser: torpe y querendón, trabajador cabeza hueca y lo suficientemente encantador como para seducir a Marcela Kloosterboer.

Lograr ese personaje es un mérito del actor y de un guion que, si bien cae en los vicios narrativos que la moral argentina considera virtudes (la culpa como motivación, la idea de familia como algo sagrado), avanza con mucha gracia en su objetivo de hablar de los nuevos modos de la paternidad. Los cuatro actores principales (Castro, Furriel, Cáceres y Menahem) saben cómo ridiculizarse y ser al mismo tiempo adorables, y sostienen la comedia con sus gestos de no entender por qué el mundo no es lo que esperaban que fuera. Sres. Papis la pega cuando juega con eso y nos hace creer que con tres hijos, pizzería en crisis y desastre emocional reciente, todavía es posible que algo te mueva un poco más el piso.

En contra: papis vertiginosos

Había una linda promesa en Sres. Papis. Retratar a familias no convencionales a través de los ojos paternos, sumado a la idea de otorgar distintos estados civiles a los protagonistas, hablaba de una fuerte apuesta. Fuerte y apelante. Sin embargo, la serie de Telefe se quedó a medio camino entre las aspiraciones de convertirse en un programa demostrativo de las nuevas costumbres sociales y la clásica comedia de enredos de la tevé argentina.

Todo tiene gusto a trillado. Los conflictos aptos para todo público bordean siempre el lugar común y terminan derrapando en el laberinto amoroso tradicional (me gusta la novia de mi papá/ me gusta la maestra de mi hijo pero tiene novio malo/ me gustan todas las chicas pero voy a sucumbir frente a la que verdaderamente me ama aunque no la haya ni mirado antes/ etcétera).

Tener cuatro personajes principales es otra de las inconveniencias. La necesidad de cubrir en un episodio a todos galanes, sin prioridad, hace que los diálogos y las escenas que los involucran se acorten, no hay profundidad que valga y el programa adquiere un ritmo por momentos vertiginoso y que deja sensación de vacío. Salvo por algunas intervenciones de Peto Menahem (lejos, el personaje más logrado) la concisión de las participaciones no le es favorable: cuando uno comienza a sentirse cómodo con una historia, automáticamente se pasa a otro escenario.

Sres. Papis podría haberse inscripto en el marco de nuevas jugadas al estilo de la excelente Modern Family en los Estados Unidos, donde el concepto habitual de familia es puesto a prueba sin perder el humor y la gracia. Pero terminó siendo una más del montón. Eso sí, con chicos apuestos.

Se inundó la casa de Susana Giménez en Barrio Parque


Susana Giménez, la diva máxima de la Argentina no gana para sustos. Ella está de vacaciones en Miami y algunos allegados hablan de días medios depre para Su y otros dicen todo lo contrario. Los rumores son fuertes de ambos lados, por lo tanto no se sabe bien a quien creerle.

Para sumarle un complicación a la diva, anoche a última hora, su lujosa casa de barrio Parque, en la calle Dardo Rocha, se rompió un caño maestro de agua y parte de su casa se inundó.

En la casona estaba su nieta Lucía Celasco, que frente al avance del agua y sin saber que hacer para detener el desastre, llamó a Marcelo, el fiel chofer de Susana.

La llegada de Marcelo a la casa tranquilizó a Lucía que estaba casi en una crisis de nervios, con el accidente casero que se había desatado en la casa de su famosa abuela.

Luego Marcelo se puso al frente de la emergencia y llamó a personal idóneo para solucionar el tema. Sólo falta saber si Susana se enteró del asunto, pero sino es así, ahora se va a enterar leyendo nuestro portal.

"Metegol" ganadora en los Goya


Metegol se consagró en la 28ª entrega de los premios Goya. La película del director argentino Juan José Campanella fue reconocida en la categoría Animación por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España.

Futbolín, como fue titulada la producción en el país Ibérico, le ganó a El extraordinario viaje de Lucius Dumb, del director Maite Ruiz, Hinoku, defensores de Gaia, de Samuel Barreto y Manuel González Mauricio y a Justin, La espada del valor, de Manuel Sicilia.

Sobre el escenario del Centro de Congresos Príncipe Felipe, en el Hotel Auditorium de Madrid, los productores de la realización agradecieron la distinción en nombre de Campanella.

El film Wakolda, de Lucía Puenzo, en tanto, no corrió la misma suerte al competir como mejor película iberoamericana junto a Azul y no tan rosa, del venezolano Miguel Ferrari, la producción que resultó triunfante, Gloria, del chileno Sebastián Leilo, y La jaula de oro, del mexicano Diego Quemada-Diez.

Nicolás Riera: las fotos de su lomazo y el duro entrenamiento de Vale Todo


Las artes marciales mixtas explotaron en el mundo entero y dejaron de ser un deporte para unos pocos. En poco tiempo, el MMA (mixed martial arts) se convirtió en un boom y sus adeptos se cuentan de a miles en nuestro país.

En busca de nuevas emociones, Nicolás Riera decidió sumergirse en el mundo de las artes marciales. El galán, reconocido fanático del surf, se inscribió en la reconocida academia de jui jitsu brasileño Gracie, con presencia en países como Estados Unidos, Alemania, Rusia, España e Italia, entre otros.

"No hay excusas para lunes de 'treino' fuerte", escribió Nico en su cuenta de Twitter oficial. Gracias a las horas en el gimnasio, el actor talló un increíble lomazo y las postales generaron una verdadera revolución en sus fans.



Cauã Reymond viene a Buenos Aires


Lo escribió él mismo en su Facebook, alertado por el fenómeno que “Avenida Brasil” es en la televisión argentina, por Telefe.
Caua Reymond, el deseado “Jorgito” de la historia escribió que “”Avenida Brasil” é também um mega sucesso na Argentina. Segundo o jornal Clarín, o programa mais visto no país atualmente. Indo em breve a Buenos Aires a trabalho…”
Traducimos del portugués y decimos que el actor cuenta que “Avenida brasil es también un mega suceso en la Argentina. Según el diario Clarín, es el programa más visto del país actualmente. Yendo en breve a Buenos Aires por trabajo…”
Jorgito tiene la derecha de Telefe para presentarse en “AM” y en un reportaje especial con Virginia Lago. También lo convocaron, como anticipamos, para el “Bailando 2014″ pero contestó que no porque no le daban los tiempos.
Sí para una visita de uno o dos días.

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta