• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

8 jul. 2014

"Final-Avenida Brasil": Marley con Debora Falabella


Débora Falabella, hermosa y simpática, nos cautivó en el final de Avenida Brasil.

“Avenida Brasil” narra la historia de Rita (Débora Falabella), una mujer que lucha para recuperar parte de la vida que su madrastra Carmina (Adriana Esteves) le robó cuando era una niña. Tras la muerte del padre de Rita, Carmina y su amante Max (Maxwell Oliveira) logran deshacerse de la niña y la envían a vivir muy lejos de allí. Rita es adoptada por una afectuosa familia que la lleva a vivir a Argentina y la rebautiza con el nombre de Nina.


Peluffo se metió en la polémica, ¿está bien cocinar un conejo?


El domingo, en MasterChef (Telefe, domingos a las 22.15), el jurado del programa les propuso cocinar conejo a los participantes del reality. Hasta allí, todo bien. Pero la polémica se encendió en Twitter cuando Elba Rodríguez, una de las favoritas del ciclo, contó que en su casa solían criar conejos y comerlos en la mesa junto a su familia. Entonces, de inmediato, algunos seguidores comenzaron a criticarla, y hasta la tildaron de "asesina" de animales. "Lo único que teníamos para comer en mi casa era eso, no era de gusto que lo hacíamos", contestó ella.

Ayer, un día después del cruce en la red social, la polémica continuó en la televisión."El conejo es una cosa muy tierna que tenemos en casa. Entonces la gente se horroriza por eso", explicó una activista vegana enInfama (América, a las 17). Y agregó: "Eso de que era lo único que tenía para comer... Podés cosechar papa, batata, verdura o cualquier cosa. Si a ella le da pena pero lo cocina, es un doble discurso. Yo, si me da pena no me lo como. Asesina es una palabra muy fuerte, pero quieras o no, el que paga para comer ese animal, lo hace para que alguien lo mate y es cómplice".

Ahora bien, en diálogo con Clarín, Mariano Peluffo -conductor de MasterChef- plantó posición. "Yo creo que el mismo derecho que asiste a un vegano a elegir no comer carne ni productos derivados de los animales, es el mismo que asiste a los que sí lo hacen. Digamos, los derechos de uno terminan donde empiezan los del otro. Después se pueden debatir los derechos del conejo, pero eso es otra cosa", analizó.

"Si está mal comer conejo, entonces copemos "Siga la vaca" (una parrilla famosa) y prendámosla fuego", continuó Peluffo. Y agregó: "Lo que pasa es que culturalmente no estamos acostumbrados a comer conejo. El domingo pasado, por ejemplo, los chicos hicieron rana. Pero, claro, nadie tendría una rana de mascota. Y, te digo más, ambos son platos que están en la carta de un restaurante, y nadie se horroriza. Comer ciervo en el sur es normal".

En cuanto a su relación con los veganos, Peluffo explicó que en otro programa que conduce en Fox Life con Narda Lepes, suelen ir invitados que no comen carne. "Les preguntamos qué les gusta a comer, y nos adaptamos a eso. Fueron, por ejemplo, Diego Reinhold y Nicolás Pauls, y todo bien. Yo tengo un respeto en lo personal por el que tomó esa decisión (de no comer productos derivados de los animales). Y televisamente como anfitrión, preparo lo que les gusta. Ahora, no me parece bien el otro extremo", explicó.

"Lo que estaría buenísimo es que cada uno con sus gustos o políticas o formas de entender la cuestión convivamos. Caigámosle con todo al que esté afuera de la ley, al que caza un animal. Pero en tanto y cuanto la sociedad no ponga una ley que diga que no se puede comer conejo, se podrá comer conejo. El insulto y la descalificación es lo que no me gusta. Es como la discriminación a la inversa. No degradás a un vegano pero el sí te degrada o trata mal porque no tenés la misma forma de pensar. Hay un límite que no hay que cruzar", concluyó.

"Final-Avenida Brasil": Marley con Vera Holtz


Vera Holtz, la actriz que interpreta a la mamá del corazón de Nina y Jorgito, estuvo en el final de Avenida Brasil.

"Nos queremos mucho, estamos felices", dice Vera.

Su personaje, Lucinda, es conocida como la madre del basural. Bien humorada, ella ya crió a decenas de niños en una casa construida con objetos encontrados en el propio ambiente donde vive. Siempre albergó a Patata (Bernardo Simões) y resigna algunas reglas para recibir a Rita (Mel Maia) en su casa. La amistad con la chica se extiende hasta la vida adulta, cuando ella se torna Nina (Débora Falabella). Lucinda esconde un pasado de secretos, compartidos con Nilo, Carmina y Max, que la llevan a intentar alejar a Nina de la idea de venganza contra Carmina.

“Avenida Brasil” narra la historia de Rita (Débora Falabella), una mujer que lucha para recuperar parte de la vida que su madrastra Carmina (Adriana Esteves) le robó cuando era una niña. Tras la muerte del padre de Rita, Carmina y su amante Max (Maxwell Oliveira) logran deshacerse de la niña y la envían a vivir muy lejos de allí. Rita es adoptada por una afectuosa familia que la lleva a vivir a Argentina y la rebautiza con el nombre de Nina.



"Final-Avenida Brasil": Marley con Leleco y Dudu


Marcos Caruso y Alexandre Borges contaron cómo vivieron el desenlace de esta historia y la repercusión de la novela en nuestro país.

Padre de Tifón y esposo de Muricy. Divertido, juvenil, mujeriego es el inolvidable Leleco de Avenida Brasil.

Marcos Caruso, es el actor encargado de darle vida, estuvo en la gran final de la novela y charló con Marley. Además, Alexandre Borges, Carlitos, se sumó a la enttrevista. ¿El resultado? ¡Mirá!

“Avenida Brasil” narra la historia de Rita (Débora Falabella), una mujer que lucha para recuperar parte de la vida que su madrastra Carmina (Adriana Esteves) le robó cuando era una niña. Tras la muerte del padre de Rita, Carmina y su amante Max (Maxwell Oliveira) logran deshacerse de la niña y la envían a vivir muy lejos de allí. Rita es adoptada por una afectuosa familia que la lleva a vivir a Argentina y la rebautiza con el nombre de Nina.


Cómo fue el final de "Avenida Brasil"


Los seguidores de Avenida Brasil tuvieron en la noche del lunes su cuota de celebración y despedida, luego de que el canal les retaceara el programa durante varios meses en pos de la guerra por el rating. El final de la exitosísima novela brasileña ocupó el horario central completo con un evento a lo Hollywood en el Luna Park de Buenos Aires, que incluyó alfombra roja, la presencia de los protagonistas y varios otros chiches.

Como ya se había hecho con grandes éxitos locales, Telefe encargó el teatro porteño, lo llamó a Marley para que se calzara el smoking de anfitrión, y repartió entradas para los fanáticos, que las agotaron en minutos. Los afortunados que consiguieron ingresar pudieron ver junto a sus héroes el desenlace de esta superproducción de amor y venganza, la más rentable de la historia de la tevé según la revista Forbes. Los que quedaron fuera, acompañaron con gritos y flashes la llegada de los actores a la función, en especial la de Cauã Reymond y Débora Falabella (Jorgito y Nina).

Hay que decirlo, el joven y atractivo actor ha sido el sujeto de uno de los grandes enamoramientos colectivos de los últimos años. Sin embargo, no se puede reducir la trascendencia de Avenida Brasil solo al sex appeal de sus protagonistas. Los personajes complejos bien interpretados, las tramas múltiples y llenas de vericuetos -propiedad de la imaginación del guionista João Emanuel Carneiro-, configuraron las claves del interés. Avenida Brasil se corrió además del relato centrado en los “ricos” y prefirió retratar a esa clase trabajadora que vive en los suburbios, que juega al fútbol, y que, convengamos, produce más identificación con el telespectador.

Pero también lo fue la preparación y su tiempo estipulado de trasmisión. Su gran karma, en cambio, fue haber caído en las manos de productores vernáculos ansiosos por el rating: en la última etapa sufrió los cambios de horarios y los estiramientos que la tevé local suele aplicar a las gallinas de los huevos de oro. Si hubiera sido por Telefe, la novela podría haberse extendido eternamente. Por suerte para los fans, era una lata.

Cómo fue el final

En los últimos minutos, se esclareció el crimen de Max cuando la brillante y malvada Carminha confesó haberlo matado en defensa propia. Pero además, como todo villano que se precie, tuvo su cuota de reivindicación: salvó a Nina y a Tifón del secuestro de Santiago. Con ello, Carminha desistió de su huida y terminó en la cárcel, cambiando lugares con Mamá Lucinda. El resto tuvo el toque del cuento de hadas. Nina y Jorgito anunciaron que estaban esperando un bebé y comenzaron a vivir la vida de felicidad que se merecían. Tras un breve salto temporal, Carminha volvió al "tiradero", conoció a su nieto y logró hacer las paces con su familia.

Mientras la trama llegaba a su conflagración final, los tuits relacionados con el programa se multiplicaban en la red social y el rating trepaba a los 28 puntos. En estos días de Mundial de fútbol, el gesto de Jorgito de dejarse fotografiar con la camiseta del seleccionado nacional en la previa del lunes, quedará solo como una anécdota. En la rivalidad en donde el rating manda y los espectadores premian productos de calidad, la alegría de este año en la televisión, fue brasilera.

Luego de 23 años Susana Giménez volvería al teatro


Susana Giménez sigue trabajando. La diva volvería al teatro y estaría acompañada conArturo Puig. Este sería su retorno a las tablas, justamente 23 años después de su última aparición en el musical La inhundible Molly Brown en 1991. La fecha estimada de la obra será a mediados de marzo de 2015.

El agente de prensa, Alejandro Veroutis, tiró la información en Twitter:





Según informa el sitio Personajes.tv la obra en la que actuaría Susana es Peau de Vache, una comedia ligera de estilo francés, que se hizo famosa en Buenos Aires porAna María Campoy y José Cibrián. La obra cuenta la historia de una mujer que enloquece cuando se entera que su marido la engaña. La diva tendría el protagónico y Puigserá el director.

Los números de "Avenida Brasil"


La novela brasileña, que emitió Telefe, llegó a su fin ayer con un capítulo que se emitió en el Luna Park. En esta nota te contamos cómo le fue en las 137 emisiones que duró la novela. Avenida Brasil debutó en el 16 de diciembre de 2013, a las 16.30 hs., con un rating de 11.9 puntos. Durante su paso por la tv argentina promedió 17.2 puntos. Su marca más alta la obtuvo en el final cuando alcanzó un rating de 27.1 puntos, y su medición más baja la obtuvo el 1 de enero cuando midió 9.6 puntos.

Recordemos que la novela se emitió en la segunda tarde hasta que el 28 de abril con la llegada de Showmatch , el canal que comanda Tomás Yankelevich decidió pasarla al prime time. ¿Cómo fueron los números en estas dos etapas?

Del 16 de diciembre de 2013 al 25 de abril de 2014, la producción brasileña promedió en la tarde 15.7 puntos en las 96 emisiones que tuvo. En el prime time, en cambio su promedio fue de 20.9 puntos en las 41 emisiones en las que se emitió la novela.

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta