• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

30 jun. 2013

Julio en Telefe

Adelanto de "Vecinos en Guerra"


En el capítulo de este lunes Rafael (Diego Torres) va a ver a Mecha (Eleonora Wexler) para hablarle de la hipoteca de la casa, preocupado por los problemas de dinero.
Roque (Chang Sung Kim) le cuenta a Alex (Mike Amigorena) sobre una propuesta para que Mecha vuelva a pelear en el Casino, como en los viejos tiempos. Y se lo plantean a ella.
Mientras Rafael se encuentra con Lupe (Emilia Attias) quien le ofrece trabajar juntos.

La música como aliada

Mencionar a Cris Morena es hacer alusión a su mundo creativo: la magia, la idea de que un mundo mejor es posible. Aliados vuelve a reunir esos elementos y la música vuelve a ser protagonista. Un repaso de sus éxitos musicales.

Antes de Chiquititas (1995) Cris Morena fue conductora de Jugate conmigo (1991), ciclo de entretenimientos de donde salieron Luciano Castro, Coraje Ávalos, Michel Brown, Nicolás Scarpino e incluso Romina Yan. La cortina musical del programa marcó los inicios de las televisión de los 90.


El Candy Crush los enloquece: Susana y Marley no paran de jugar


Cual simples mortales de carne y hueso que tienen las mismas necesidades, pasiones, adicciones y características que el público de los consume, los famosos mueren por el Candy Crush, el juego que "seduce al mundo", según indica una publicación de hoy en el diario Perfil.

También la revista Noticias dedica una nota al tema el fin de semana (ambos medios son de la misma editorial), citando el fenómeno por este juego que consumen quince millones de personas por día en todo el mundo. "El fanatismo que genera esta aplicación de Facebook no tiene precedentes -dice la revista- ya que atraviesa clases sociales, intelectuales y edades. Genera dependencia porque es sencillo e inmediato, cualquiera puede jugarlo y competir con sus contactos en la red social. Es dulce y adictivo", relata.

¿Quiénes son los famosos argentinos fanáticos al juego?. La principal, Susana Giménez. Noticias cuenta que la diva llamó en mitad de la madrugada a su técnico en informática de confianza, desesperada, hace unos días. "Perdoname que te llame a esta hora, pero se me rompió la computadora y no puedo jugar al Candy Crush, ¿podés arreglarlo?", le imploró la conductora que estaba en pleno pase hacia un nivel más alto.

Marley es otro sacado por el Candy Crush. "Maldito, me colgué jugando y se me hizo re tarde. A dormir!, escribió el conductor de Celebrity Splash en Twitter hace poco. Chechu Bonelli confesó que a pocas horas de dar a luz a su hija, se puso a jugar en una clínica de Niza, en Fracia, mientras su maridoDarío Cvitanich, futbolista, esperaba en el pasillo con los enfermeros. 

Las increíbles anécdotas de Marley con las celebrities de Hollywood

Todos lo conocen por su simpatía y su insuperable y divertida torpeza. Hoy Marley (Alejandro Wiebe) está al frente de Celebrity Splash, el reality de famosos deTelefe, pero supo recorrer el mundo y codearse con algunas de las celebrities más importantes estrellas del mundo entero.
Espontáneo y cristalino, aprendió a reírse de sus errores y contó en una entrevista con Clarín algunas de sus más divertidas anécdotas con las celebrities. “Estoy escribiéndolas para no olvidarlas”, confesó.
Madonna: “Hay cosas insólitas. Madonna tirándose arriba encima mío para hacer yoga, relajadísima. En la década del ’90 fui a Puerto Rico a buscarla y su manager me dijo que me habían confundido con su novio. A ella le dio tanta gracia que me invitó a seguir la gira a Las Vegas, Londres y más”.
Michael Jackson: “Cuando trabajaba en Canal 13, un día me dicen:  ‘En dos horas tenés que irte a Rusia’. No tenía la valija armada, pero le habían avisado a mamá que la hiciera y la mandara al aeropuerto. Me fui, y seguí a Jackson hasta por una juguetería. Veinticuatro horas de seguimiento. En el show llovía a cántaros y hasta el manager pasaba el trapo de piso para que Michael no resbalara, pero él seguía bailando como loco en la lluvia. Era frágil, daba pena entrevistarlo. Niño atrapado en cuerpo de grande”.
Arnold Schwarzenegger: “Lo estaba entrevistando en Los Angeles. Creo que era el año 1995. El cable del micrófono estaba enganchado debajo de la mesa y con mi torpeza de siempre, vino entonces el blooper: tiré del cable y le tiré encima la mesa al grandote. Una escena increíble. El tipo no podía creer mi brutalidad. Siempre dejo el sello. Me pasan accidentes en el momento menos indicado”.
Cameron Díaz: “Como en una época yo hacía muchas notas en Hollywood, ya muchos me conocían. Recuerdo estar en una fiesta de la película Misión imposible, en Los Angeles, junto a Jodie FosterNicole Kidman yTom Cruise, y me la pasé hablando con Cameron Díaz.Hablamos toda la noche. Chusmeábamos de la diferencia de altura entre Nicole, altísima, y él. Renée Zellweger me hablaba maravillas de los hombres argentinos”.
Luis Miguel: “Lo conocí en 1993, siguiéndolo por todo Buenos Aires. Epocas en que yo seguía a las estrellas sin dormir. Me obsesionaba mi trabajo. Después compartí charlas y fiestas en puntos como Nueva York, Los Angeles, México, Mónaco, España, Miami y tantos lugares más. Cada vez que llega al país, me llama y soy una especie de guía turístico para él. Jugamos a tomar tequila que trae él y yo termino sin saber ya quién es Luis Miguel. Son encuentros desopilantes”.

Marley: “La mía es una historia de superación”

Stuttgart. Mil novecientos cuarenta y pico. Un niño pierde a su padre y queda al mando de cinco hermanos. Roba papas para su familia. Un oficial nazi lo atrapa y carga el revólver con apenas una bala. Ruleta rusa. La bala no asoma. Aterrorizado, el gurrumín alemán de nombre Jack, consigue siete huecos en un barco. Sube a su madre y a sus hermanos. A cambio, cocina y limpia en altamar. Después de tanta agua, salta a la paz argentina. Aquí tendrá un hijo que hoy vive de hacer saltar a las celebrities en el agua. Marley tiene otra biografía detrás del marketing de la torpeza y el blooper. “La mía es una historia de superación”.
Un ojo azul moretoneado por la fuerza del agua. Alejandro Wiebe cayó desde tres metros a la piscina de Celebrity Splash (Telefe). Ha ganado una fama de nadador de aguas superficiales, pero en esta entrevista quiere bucear. Que no se queden con la cáscara.
“Me ven como al boludo. Priorizan el personaje, que no es inventado y al que le pasan cosas graciosas, pero hay otro”, advierte mientras infla el pecho. En el pecho, su emprendimiento textil. La estampa del Sagrado Corazón de Jesús con súper auriculares, un Jesús melómano que escucha música emanada por un Ipod. Hasta ahí, lo de siempre. Lo que la mayoría sabe. Que tomó el apodo prestado de Bob Marley. Que lo descubrió Nicolás Repetto. Que pisó 80 países. “Hay otro Marley con moraleja”, expulsa la risotada.
¿Cuál es la moraleja?
La moraleja es una historia de superación. La historia de un chico que era un aparato, pésimo en los deportes. Que pasó de burlado a reírse de sí y asumirlo. Los de la escuela deben estar diciendo: Mirá con lo boludo que era y le va tan bien . Nadie me quería en su equipo. Era el peor, y me avergonzaba de mí. Encontré el único lugar que había para la venganza, la tele. Lo malo lo transformé en humor. Siempre digo que si hubiera trabajado en la época de Cacho Fontana, yo no hubiera resultado. Me hubieran echado.
¿Cómo es “el otro”, el empresario que factura, genera formatos y no lo publicita?
Voy forjando mi destino en el sentido de que voy pensando productos. Siempre estoy pensando en el siguiente programa. Miro lo que pasa en la tele del mundo y estudio los números para ver a dónde conviene ir. Con mi productora Nanuk me senté a pensar formatos de juegos para Telefe Internacional, que está en proceso de venderlos al mundo. Uno se llama El cheque. Con Nanuk hice Odisea, que se vendió a México, E l show de la tarde o Por el mundo, que se vendió a Israel.
¿Sos mejor en los números que en la conducción?
50 y 50. Soy buen negociador. El que se sienta a pelear los números. Los directivos del canal dicen “Ningún tonto para negociar”. Tarea difícil: uno se siente como en un trasfondo de prostitución propia (carcajada). La gente no me imagina llevando formatos de negocio y probabilidades de rentabilidad. Lo que no tengo es una ambición desmedida. No tengo ganas de armarme un Ideas del Sur y tener 1.500 empleados. Cuando me ofrecieron la gerencia de América me pareció interesante. Me veo manejando un canal. Pero hay cosas que no resigno.
¿Cuáles?
Lo veo a Tomás (Yankelevich) trabajando todo el día y es agotador. La gente piensa que armar un canal es sentarse y programar Los Simpson. No. Y yo necesito vivir más.
A los 43, vive “más intensamente” que el común de los mortales. Viajes. Soltería. Sonrisa eterna. Será esa ansiedad de revancha. No nació en cuna de oro. Hoy disfruta del sacrificio de una generación anterior.
¿Por qué no se conoce esa historia de sacrificio de tu padre?
No me preguntan por eso. Hay una idea más superficial de mí, entonces no lo conté antes. Si la estoy pasando tan bien es por todo eso que hicieron ellos (Jack, quien murió en 2005, y Ana María). Cuando mi padre llegó escapando de la guerra, empezó de cero. Construía cañerías para empresas. Una clase media que llegaba hasta ahí nomás. Nos anotó a mi hermano y a mí en una escuela de doble escolaridad. No alcanzaba la plata y llegó un momento en que mi mamá tuvo que pedir una parte de beca. A mí me avergonzaba.
¿Qué te avergonzaba?
Yo no quería que el resto viera que yo pagaba menos. Hoy estoy orgulloso. Nada de esto me hubiera pasado si ellos no me hubieran dado esta educación. Fue una historia de esfuerzo. Para colmo, en segundo año del secundario repetí. Me llevé inglés. Nada menos. Ni teléfono teníamos en casa. Llamaron de la escuela a lo de la vecina. Sentía que después de tantos sacrificios de mis padres, les había fallado. Abracé a mi mamá y le pedí perdón. Y a partir de ahí cambié. Pasé a ser de los mejores de la escuela.
Cuesta imaginarte triste. ¿Tenés tus etapas de bajón?
Salgo rápido. Si caigo, salgo. A lo que me pasa le busco el lado bueno. No tuve dramas, sí duelos como la muerte de mi padre. Fue cuando yo estaba en China con Susana Giménez. Lo raro de la vida. Yo, tirándome de una montaña rusa allá, y él muriéndose acá.
¿O sea que no sos el optimista ciego que mostrás en pantalla?
Estamos en tránsito para aprender ciertas cosas acá. Por eso me tomo la vida tan divertida en el proceso. Pero tengo miedos, como todos. Si algo puede darme miedo no es en realidad la muerte, sino la gente que puede quedar dolida por eso. A la muerte no la siento como final. Creo en la reencarnación. Me quedó de un viaje a Asia el tema de que ellos te entierran no con tu nombre, sino con el de tu alma. Sienten que sos el alma de alguien que vivió otras vidas. Y que uno decide cuándo reencarna. Te reconocen cuando volvés.
Con esa teoría, definitivamente esta vez elegiste reencarnarte en la felicidad...
Elijo siempre la felicidad. Me marcó un viaje a la India. Los chicos te miraban con unos ojos de felicidad increíbles sin tener nada. Un pueblo en el que no había ni electricidad. Eso te cambia la perspectiva. Pienso en cómo sería no estar pensando siempre en un número de rating o en cosas materiales. Lo pienso, pero... (se ríe) en esta vida la estoy pasando bien así por ahora. Más adelante todo puede cambiar. Me gustaría tener hijos. Establecerme.
¿Te cuesta la estabilidad?
Me cuesta pensar que toda la vida se puede estar con una sola persona. No sé si es natural pensar que nunca más vas a desear a nadie. Además, el poder que te da la TV también confunde. Pero nunca se sabe. Ya estoy grande y supongo que me estableceré con el tiempo.
Si antes sentía rechazo, ahora disfruta del antónimo. Supo caerle de maravillas a medio Hollywood. Lo quiere Madonna. Lo busca Luis Miguel (Ver Marley y...).
En un mes será el conductor del Martín Fierro en el Colón. Dulce y pausado sabor de la venganza: “Estoy escribiendo mis anécdotas con todos ellos para no olvidarlas algún día. Cosas insólitas, como Madonna tirándose encima mío para hacer yoga relajadísima”, se ríe sin miedo a las arrugas que alguna vez se cobrarán tanta carcajada.
Historia de superación, resume él, mientras en Martínez -en la ex casa de Gran hermano- las paredes aparentan vigilarlo todo. De empleado del aeropuerto a turista compulsivo. De fallido participante de un casting de actores en Pelito a entrevistador de las celebrities . De pésimo estudiante de inglés a viajero con perfecta pronunciación anglosajona. De deportista rechazado a presentador de un concurso de natación. “Siempre que sufrí algo malo, algo mejor vino enseguida. El acierto fue haber potenciado todos mis costados malos. Será que me río en lugar de llorar”.

Fantasía con un marcado sello de autor


Aliados / Idea, producción y dirección general: Cris Morena / Autor: Leandro Calderone / Elenco: Juan Leyrado, Dolores Fonzi, Boy Olmi, Peter Lanzani, Pablo Martínez, Manuela Viale, Nicolás Francella, Oriana Sabatini, Julián Serrano, Carolina Domenech, Joaquín Ochoa, Jenny Martínez / Producción ejecutiva: Laura Fernández / Dirección integral:Negro Luna / Canal: Telefé / Horario: miércoles, a las 21.
Nuestra opinión: buena
El primer episodio de Aliados obvia olímpicamente casi todas las reglas que se supone debe seguir la correcta estructuración de un guión. En lugar de presentar indirectamente a los personajes en situaciones dramáticas dentro de un relato, por más de media hora la voz en off de Dolores Fonzi narra quién es cada uno de los seis jóvenes que protagonizarán esta historia y define los claroscuros de sus personalidades, y cómo en cierto momento de sus vidas se produce un desbalance a favor del costado tenebroso que requiere la ayuda de un "ser de luz" para recuperar el equilibrio. Mucho de lo que falta para delinear la historia personal de cada uno de ellos se muestra recurriendo a vueltas atrás en el tiempo. Sin embargo, ninguna de estas licencias produce lo que advierten los manuales que debería ocurrir al usarlas.
La propuesta de fantasía del programa es tan fuerte que, lejos de generar hastío en el público con la elección de esos recursos narrativos, el interés por descubrir el universo en el que se va a desarrollar la trama mantiene la atracción durante todo el episodio.
Como parte de las marcas de estilo que traen consigo las producciones que tienen la firma de Cris Morena en el orillo, Aliados plantea -con un marcado tono estereotipado, eso sí- varios problemas que enfrentan los jóvenes en la actualidad. Los trastornos alimenticios, la delincuencia juvenil, la explotación infantil, el acoso escolar ( bullying ) o la promiscuidad sexual, entre otros, planteando un mensaje esperanzador en la posibilidad de aprender de esas experiencias y volver a ponerse en sintonía con la totalidad del universo. Una perspectiva ideológica que siempre aparece sugerida en las creaciones de Cris Morena, pero que, en esta oportunidad, se despliega con toda su potencialidad.
La realización -incluida la versión para la Web- es impecable y la originalidad del género, dentro de la oferta de ficción en nuestro medio, resulta plausible, aun para aquellos que no comulgan totalmente con él.
500 MIL USUARIOS

Ingresaron el jueves en el sitio de Aliados en Internet para ver el primer episodio especialmente preparado para este medio (webisodio) que se publicó en la Red. A diario (incluso los sábados y domingos) se sube un webisodio con escenas que resultan complementarias a las que se ven en los episodios de la TV.

Georgina Barbarossa se quebró en su homenaje en "Gracias por Venir, Gracias por Estar"


Georgina Barbarossa hizo una recorrido por su carrera, como artista en los escenarios y en la televisión, en Gracias por Venir. Pero se quebró cuando recibió el afecto de sus familiares.

Uno de los momentos más recordados de su trayectoria fue cuando, en la pantalla de América, hizo Movete, ciclo en el que nació el latiguillo "Gordaaaa!!!" cuando se dirigía al público.

Espacio que más tarde ocupó Carmen Barbieri con un programa que la reemplazó en horario. "Un viernes terminó ella y un lunes yo estaba debutando, no habíamos podido hablar así que cuando llegué al canal, la llamé y me dijo: 'Dejate llevar'. Sabes que te amo, sos una mujer difícil de definir en una sola palabra", sostuvo la capocómica sobre su colega.

Luego, cuando la entrevista se puso más íntima, Georgina habló de su gran amor El Vasco. "Al principio fue muy difícil porque los hijos no son de la mamá, son del papá. Por eso cuando los vi encaminados, me di cuenta que tuvieron un padre muy presente".

Pero, sin dudas, el momento más emotivo lo vivió en el programa cuando escuchó un mensaje que grabó su hermana desde España con sus sobrinas. "Gracias. Con ella siempre nos peleamos mucho y esto es tan de amor, están muy lejos", se lamentó conmovida la actriz.

Aunque no todo terminó ahí ya que sobre el final, Georgina recibió las palabras de Susana, su mamá, quien además la sorprendió en el piso.

"Cuando era chiquita era muy tranquila, nadie diría en lo que se convertiría después. Empezó a cantar y actuar a escondidas, ella notó que tenía una gran vocación y nosotros, sus padres, la apoyamos siempre", expresó su madre.

Con lagrimas en los ojos, intentando explicar el amor por Susana, se emocionó aún más cuando la vio entrar al estudio. De esa manera, la noche finalizó con todo el afecto de los seres queridos de la actriz.

Diego Torres: "Sé que voy a trabajar con Suar en cualquier momento"


Diego Torres está teniendo un excelente año: por un parte protagoniza la tira Los vecinos en guerra; por otra, se convirtió en padre tras el nacimiento de Nina, fruto de su relación con Débora Bello.

Sobre su vuelta a la televisión manifestó al diario Crónica:"Estoy disfrutando a full, porque me encantan los guiones, la historia, compartir con el elenco. Con tantos años de espera, lo estoy disfrutando mucho".

Además, el actor contó que desde hace tiempo quería combinar el trabajo con la vida familiar: "Era algo que yo visualizaba, imaginaba, deseaba. Y cuando pasó fue todo con al mismo tiempo. Hay veces que la vida va hacia un lugar. Yo estaba terminando el disco anterior, Distinto, y a fines de noviembre de 2012 nos empezamos a juntar con Sebastián Ortega. Y ahí reflexioné que era la situación propicia".

También se refirió al hecho de tener que competir contra Solamente vos, la tira en la que actúan su amigo, Adrián Suar y su sobrina Ángela Torres: "Me resulta algo loco volver a la televisión y tener enfrente al Chueco (Suar) y a Ángela (Torres), que es mi sobrina. Es muy gracioso. Pero creo que en esta televisión de hoy está buenísimo que haya mucha ficción. Que la gente pueda distraerse y pasar un buen momento con esta vida intensa que tenemos en la realidad que nos toca. Creo que hay espacio para todos".

"Con el Chueco tenemos una amistad intacta. Cuando nos encontramos es como cuando me junto a comer asado con mis compañeros de colegio. Sé que voy a volver a trabajar con él en cualquier momento. Hablamos todo el tiempo y me mandó muchos regalos para Nina. Yo veo el programa porque me gusta ver qué es lo que están haciendo y ver a mi sobrina", finalizó Diego Torres.

De la web a la tele


Uno de los protagonistas de la nueva tira de Cris Morena debe su nacimiento artístico al mismo medio que la ficción utiliza en su proyecto º360, la web.

Previo paso por su primer ficción que se emitió por Canal Encuentro compartiendo elenco con Dalma Maradona, Julian Serrano tuvo su momento de popularidad al viralizar una serie de videos que el mismo filmaba. En muy poco tiempo, "subidas" del joven podían tener medio millón de visitas en poco tiempo:


Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta