• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

7 ene. 2014

Fuerte rumores de romance entre Cauã Reymond e Isis Valverde


Todos los medios brasileros y la prensa de los países donde "Avenida Brasil es un furor, están hablando del escándalo brasilero del 2014.

Parece ser que Cauã Reymond, el protagonista de "Avenida Brasil", y una de las actrices de la misma novela Isis Valverde estarían viviendo un intenso romance.

Ella se acaba de separar de su novio Tom Rezende, mientras que él sigue con su mujer Grazi Massafera, con quien tiene una pequeña hija llamada Sofía. El actor estaría viviendo una crisis matrimonial desde hace unos meses.

El galán brasilero le dijo a O Globo hace unos días: “Estamos separados”; “Ya inventaron muchas cosas y quiero poner fin a los rumores para poder hablar con Grazi en paz”, agregó.

Cauã Reymond e Isis Valverde se encuentran grabando la serie "Amores robados" actualmente y su supuesta relación seria la causante de la separación de la actriz con su novio y de la crisis matrimonial del actor.

Dos películas argentinas competirán en los Premios Goya


La película favorita en esta nueva edición de los premios es La gran familia española, con 12 nominaciones. El film deDaniel Sánchez Arévalo cuenta la accidentada boda de una joven pareja durante la final del mundial de fútbol de Sudáfrica que ganó España.

Con 10 nominaciones, le sigue otra comedia, Las brujas de Zugarramurdi, de Alex de la Iglesia, sobre tres hombres oprimidos por las mujeres que, en su huida tras cometer un atraco en Madrid, caen en manos de una familia de brujas.

La 28ª edición de los Premios Goya se celebrará el 9 de febrero en el Hotel Auditorium de Madrid.





Comenzó el juego


Con el debut del prime time de Telefe, más los finales de El Trece y la apuesta de "Mis Amigos de Siempre", arrancó la disputa de 2014 por el rating. Un juego donde la segunda tarde se vuelve vital.

Así las cosas, el debut de "Somos Familia" más "Señores Papis" y "La Nave de Marley", se presentan como el plato fuerte del horario central. De la misma forma, el final de Solamente vos y Farsantes son el atractivo principal con las esperadas vueltas de Natalia Oreiro y Benjamín Vicuña. Por su parte Mis amigos de siempre comienza a desandar sus historias tanto juveniles como el trío interpretado por Osvaldo Laport, Soledad Silveyra y Claribel Medina.

La primer batalla se destacó por la paridad mostrada entre las ficciones. Si bien a partir del primer episodio comienzan a jugarse las cartas y el futuro cercano se muestra fundamental para ver el andamiaje de cada ciclo, las ficciones encuentran números bajos pero repartidos. En esta similitud, los detalles son los que cuentan y de manera casi imperceptible, la segunda tarde se vuelve fundamental para ver cual será el piso que le llegue a los ciclos del arranque del prime time. Aquí con la sorpresa Avenida Brasil, Telefe obtiene un margen que luego se hace notar durante la noche. En esa misma dirección se encuadra la vuelta anticipada de A todo o nada, uno de los caballitos de batalla de El Trece durante 2013, con sus versiones semanal y dominical, buscando retomar la senda ganadora que tuvo al canal en esa franja durante buena parte del segundo semestre.

También aparecen en el horizonte programas que pueden pelear parte del público de los canales denominados "grandes". Escobar, el patrón del barrio es quizás uno de los ejemplos más claros, con una novela que por momentos se quedó con casi el 25% del share (picos de 7.3 en la noche de debuts).

Son momentos claves para fortalecer la programación, que en varios casos, se mantendrá durante el año. Es por eso que cada pequeña modificación en la grilla de programación resulta fundamental para subir los números (o bajarlos).

Andy Kusnetzoff fue operado de urgencia


Andy Kusnetzoff debió ser operado de urgencia por una hernia, así lo confirmó Cayetano, su compañero en “Perros de la calle”.

Habían viajado el fin de semana a Mar del Plata para estar en Arena Beach haciendo radio y debieron regresar de urgencia por la salud de Andy. Ahí se decidió operarlo.

Kusnetzoff se encuentra en perfecto estado de salud y la semana que viene regresaría a la radio, Metro.

Celos que provocan en “Señores Papis”


Este martes en “Sres. Papis, los galanes del jardín”, estalla el conflicto entre Mauro (Peto Menahem) y Rocío (Laura Novoa) por tener o no un nuevo hijo. Sabiendo esto, Nacho (Joaquín Furriel) se acerca a Rocío.

Favio (Luciano Castro), por su parte, se niega a entender el pedido de Carla (Gloria Carrá) de separarse. Le revisa el facebook y cree que tiene una aventura con un papá del jardín.

Franco (Luciano Cáceres) empieza a recuperarse del duelo por la pérdida de su esposa, y hasta piensa en darle un regalo a Luján (Vanesa González), la maestra de su hija.

El equipo de fútbol del jardín se reúne: Favio convencido de que uno de los papás, Manfrini (Diego Leske) es el amante de su mujer, lo agrede. Manfrini se va enojado con todos y cancelando un negocio con Mauro. Esto provoca que Mauro y Favio terminen a las trompadas, y Nacho y Franco intenten separarlos.

“Sres. Papis, los galanes del jardín”, cuenta la historia de cuatro padres modernos y atractivos que se hacen amigos a partir de la paternidad. Favio (Luciano Castro), Ignacio (Joaquín Furriel), Franco (Luciano Cáceres) y Mauro (Peto Menahem), comparten diariamente los encuentros en la puerta del jardín de infantes de sus hijos y se identifican en los problemas que atraviesan como padres, se sienten pares en un mundo mayormente poblado de madres. Así ayudándose y sosteniéndose, se unen y consolidan una amistad poderosa y entrañable.

La ficción refleja la nueva paternidad: la manera en la que los hombres de hoy aprenden a conocer a sus hijos y comparten con ellos, esos primeros momentos tan especiales de sus vidas.

La entrevista en “Somos Familia”


En el capítulo de este martes de “Somos Familia” Joaquín (Gustavo Bermúdez) necesita alguien que ayude a Azucena (Graciela Pal) en la casa. Entrevista a Manuela (Ana María Orozco) sin saber que es la madre biológica de Pilar (Eva De Dominici), que ha vuelto a reencontrarse con su hija.

Azucena advierte su inexperiencia e intenta de todas formas hacerlo evidente, poniendo en riesgo el plan de Manuela.

“Somos familia”, con Gustavo Bermúdez, Ana María Orozco, Fabián Vena, Natalia Lobo, Maxi Ghione, Betina O´Conell, Fabián Mazzei, Tomás Fonzi, Pablo Alarcón, Graciela Pal, Nora Cárpena, Mónica Cabrera, Campi, Eva De Dominici, Nicolás Furtado, Maite Lanata, Paula Morales, Gabriela Sari, Augusto Schuster, Bárbara Vélez, Olivia Viggiano, Micaela Wasserman y gran elenco.

Dudas y sorpresas en “Taxxi, Amores Cruzados”


En el capítulo de este martes, Moretti (Jorge Marrale) abre la puerta de la casa de Tania (Roció Igarzabal) seguro de que Martín (Gabriel Corrado) estará del otro lado y así confirmar sus sospechas de que entre ellos pasa algo. Pero para su sorpresa, sólo ve a un muchacho con un ramo de flores.

Mientras, Ema (Micaela Vazquez) organiza una reunión para presentar a su madre a los Montana. En el evento, Martin se dará cuenta que Lucía (Cathy Fulop) es la madre de Ema y Lucía se sorprenderá al ver que Diego (Nicolás Riera) es hijo de Martín.

La divertida apertura de "La Nave de Marley"


"Es un lindo proyecto porque Tomás Yankelevich hace un año y medio me dijo:'Mirá quiero hacer un programa diario con vos, en vivo, donde arreglemos un equipo y te puedas divertir y haya un poco de juegos, un poco de todo pero no estés tan atrapado en el formato como era 'Minuto para ganar' o 'El muro infernal' que directamente el título era el juego", contó Marley sobre su regreso a la conducción de un programa de entretenimientos.

Esta noche debutó "La nave de Marley", la nueva apuesta de Telefe y en donde también participan Osvaldo Príncipi, Nazareno Móttola, Noelia Marzol y Jey Mammon.

"Hay muchos juegos que fueron creados por nuestra producción o que se nos ocurrieron a nosotros y fuimos uniendo todas esas ideas. En realidad, el programa que se vea esta noche va a ser muy distinto al que se vea mañana porque todos los días vamos a estrenar cosas distintas (...). Hoy vamos a hacer experimentos en vivo, que se han hecho también en España y son muy divertidos porque entra un camión directamente y vamos a hacer mezclas en vivo para ver si nos sale, explicó el conductor sobre el contenido del ciclo.

La divertida caída de Marley en el debut de su programa


"La Nave de Marley" debutó el lunes por la noche en la pantalla de Telefe. El nuevo ciclo de entretenimientos conducido por Marley contó con la compañía de Nazareno Mottola, Jey Mammon y Noelia Marzol, además de la locución de Osvaldo Príncipi y Carla Bonfante.

Tras el éxito de "Tu cara me suena", el conductor cambió de género y optó por una apuesta de entretenimientos para toda la familia. El ciclo arrancó con un divertido sketch protagonizado por una nave espacial que capturó a Marley y se vio obligado a presentar el programa vestido de astronauta.

Además, el conductor se animó a participar de uno de los juegos más difíciles del ciclo. Tuvo que caminar arriba de una pileta llena de fécula de maíz con agua, que produce una sustancia pastosa y se debe cruzar muy rápidamente. Si bien en el primer intento fue un rotundo fracaso, en el segundo logró pasar al otro lado.

Los suyos... que serán nuestros


El primer capítulo de una tira es un punto de partida. Algo así como un tablero de ajedrez, cuya partida se irá modificando indefectiblemente de acuerdo al rating y a la vida propia de los personajes. En el caso de Somos familia (a las 21, por Telefe), los cambios se produjeron incluso antes del inicio. En un principio, iba a llamarse Lo dijo papá y se promocionaba como una remake de Grande, pá. Luego cambiaron el título y la forma. Y anoche, finalmente, comenzó a contarse la historia de esta comedia romántica.

Joaquín Navarro (Gustavo Bermúdez) es un exitoso empresario (dueño de una escudería de motocross) y un soltero empedernido, que dice cosas como “no imagino para mi vida eso de formar una familia, el matrimonio y tener hijos” . En la compañía, tiene como socio y amigo a Sergio Miranda (Gabo Correa), padre de cuatro hijos. Manuela (Ana María Orozco), por su parte, es una periodista que fue madre a los 15 y abandonó a su hija por presión familiar.

El socio de Navarro y su mujer mueren en un accidente aéreo y él debe hacerse cargo de los chicos, entre los que está Pilar, la hija de Orozco. Claro que no hay novela sin amores. En un cóctel, Orozco se encuentra con Navarro. El cruce se relata en cámara lenta y con una canción romántica de fondo.

El inicio del romance no será fácil. Navarro debe abandonar su vida de galán para hacerse cargo de un hogar. ¿Quién se postulará como mucama? Manuela, que ingresará a la casa con el nombre de Ramona. En suma: querrá entablar una relación con la hija, infiltrándose en la casa, algo que ya se vio unas cuantas veces. Y, claro, enamorar al jefe de familia. Además, están las historias de los huérfanos, el hermano descarriado de Navarro (Fabián Vena), la secretaria enamorada del jefe, las carreras de motocross y todas las subtramas que puedan tejerse.

¿Tienen algo en común Somos familia con Grande, pá? Los puntos de unión son apenas lejanos. En aquel éxito, Arturo Puig era un viudo que debía hacerse cargo de las ‘Chancles’ con ayuda de María Leal. Acá, Bermúdez es un soltero que se ve forzado a asumir el rol por la muerte de su amigo. La tira de los ‘90 tuvo cuatro temporadas y alcanzó picos de 60 puntos de rating, algo improbable en una televisión tan cambiante y de bajo encendido como la de hoy.

La gran apuesta de esta tira no es el parentesco con otro programa, sino el regreso de Bermúdez después de Sos mi vida (2006). Y en la empatía que pueda lograr con su nuevo vínculo familiar. El primer capítulo abrió las intrigas, con todos los íconos del género. Ahora es turno de mover las fichas con gracia y astucia.

Como caídos del cielo


Una nave que podría ser un poco de todos los programas de entretenimientos que Marley ya transitó: 3,2,1 ¡A ganar!

El muro infernal, Minuto para ganar, e incluso Celebrity Splash. Todo eso centrifugado, con la diferencia de que es verano y que al público acalorado no le sobran las propuestas de programación de este estilo. Anoche comenzó La nave de Marley (a las 21.45, por Telefe) y desde el minuto uno la pantalla se encendió de color, morisquetas, bloopers, peripecias y disparate.

La nave... tiene todos los condimentos para que más de uno quede hipnotizado: la secretaria bella que comete furcios (“Marley me abducieron”, dijo Noelia Marzol mientras él le explicaba que se dice “abdujeron”), el humorista capaz de parodiar en modo grotesco a la dama del programa (Jey Mammon), el remador que sostiene al conductor (Nazareno Móttola), los ocurrentes relatos de Osvaldo Príncipi y, sobre todo, la impunidad del grupo de hacer cualquier cosa con tal de divertir.

Como si fuera un viaje de egresados, el recorrido que propone el ciclo puede disparar a los rincones menos esperados. Ayer, por ejemplo, un extraño experimento sostuvo la emisión: en una pileta de 4.000 litros de agua y 4.000 kilos de fécula, Marley intentó demostrar con un bate de beisbol qué pasa cuando la fécula es revuelta o qué ocurre cuando se le dan palazos: terminó enchastrado.

El debut abrió con ‘El juego del pepino’ , cuya misión era que el participante llevara un pepino en la boca (con el doble sentido que eso significa) e imitara distintas formas de sostenerlo. Mientras, Marley se paseaba con traje de astronauta y la locutora lo definía: “El nabo de esta nave”. El hombre explotó astutamente su torpeza y mostró que para pensar formatos no tiene un pelo de tonto...

"Señores Papis", una serie simpática y original


Es difícil que una ficción diaria, que se dispone a jugar el partido durante un largo año televisivo en el horario central, ofrezca un primer episodio tan cerrado, efectivo, divertido y prometedor.

Sres. Papis lo hizo. No se desgastó en la presentación de los protagonistas sino que fue al grano con acción de situaciones precisas que funcionaron bien con un guion que pareció un relojito de esos que no suelen verse y un elenco que entendió el juego.

El acierto del debut corre por cuenta del modo en que estos modelos de padres están planteados, bien diferentes entre sí pero unidos por las relaciones que mantienen con sus hijos y entre ellos: está el galán –Nacho, un Joaquín Furriel sorprendente, muy divertido– que un día descubre que tiene un hijo de cinco y que aunque pueda suponerse un acercamiento próximo lo primero que muestra es rechazo; Favio “Chori” –Luciano Castro, pizzero–, que tiene tres chicos y en un momento estalla una crisis con su mujer de siempre (Gloria Carrá).

Está el siempre funcional Luciano Cáceres, que en el rol del viudo Franco, sobreprotector de dos niñas pequeñas, no ha podido rehacer su vida sentimental tras la muerte de su esposa, dos años atrás.

Y Mauro, con un hijo adolescente, de su ex, otro con su actual pareja y una crisis inesperada por un nuevo pequeño que podría venir en camino. El papel de Peto Menahem es el que reúne a todos los demás, por relaciones familiares o del jardín.

No hubo, en el primer episodio de Sres. Papis. Los galanes del jardín, un protagonista por encima del resto sino un gran equilibrio entre todas las historias, entre todas las tensiones, con momentos muy divertidos que prometen convertir a la tira en una opción liviana y especialmente de tono familiar a las noches televisivas. Habrá que ver si podrá retomar la senda de Graduados, pero sin dudas que tuvo un paso fundamental en el debut.

Los momentos de la noche: el refinado Nacho dándole de comer sushi a Johnny; el diálogo de Mauro con su pareja Rocío (Laura Novoa) y con su hija adolescente; la pelea de “Chori” con Carla (Carrá); la pelea de los papis en el jardín; la apertura con todos disfrazados de verduras, cantando una canción ridícula.

Marley, expuesto al ridículo con vocación


Alguna vez habrá que reconocerle a Marley su inclaudicable vocación por entretener, aún a costa de codearse con el ridículo y de pisotear públicamente su propia autoestima. En realidad, el conductor ha hecho de sus pifiadas, sus bloopers y sus problemas de dicción una marca registrada y un estilo de conducción personal y efectivo que lo mantiene siempre vigente. Ello explica que no tenga problemas en insistir en esos tics cada vez que pueda.

Anoche subrayó un poco más de la cuenta su perfil de chico torpe, pero como ocurre cada vez que se para frente a un nuevo proyecto de entretenimiento, la audiencia lo acompañó fielmente. Según distintos sitios que miden el rating, La Nave de Marley fue lo más visto en su horario (con picos de 12,7 puntos) y además fue Trending topic (TT), como se le dice al tema que marca tendencia en la red social Twitter.

Y la explicación hay que buscarla en que Marley se ha convertido en el tío soltero de la televisión que te invita jugar como chicos por un rato, y te propone diversión con destrezas inútiles, improductivas, pero que terminan funcionando como un imán.

El esquema de El muro infernal o Minuto para ganar gira con la misma inercia en esta nueva entrega. Es como una calesita que no te lleva a ningún lado, que te muestra siempre lo mismo, pero te anestesia con encanto.

Aquí, dos grupos de participantes -tres hermanos varones y tres amigas mujeres-, debieron sortear desafíos usando exclusivamente su cabeza. En realidad, su boca. Metidos en cápsulas hasta el cuello, compitieron en derribar una torre de latas escupiendo pelotitas de ping pong, o atravesar con un pepino en la boca un muro de telgopor.

La tripulación de Marley en esta nave está integrada por Jey Mammón, Nazareno Mottola y Noelia Marzol. Por ahora sólo acompañaron en un discreto tercer plano las andanzas del conductor, y es probable -y esperable- que crezcan con el correr de los envíos. Resultó divertida la idea de la "clonación". Los poderes de una máquina futurista convirtieron a Jey Mammón en un desopilante doble (o triple) de la bella Noelia, y a Nazareno en un émulo de Marley, una pequeña sombra que lo acompañó en cada monería.

El plato fuerte fue el experimento químico de "taxitropía" que plantearon en el estudio, en vivo, frente a una platea que aplaudía rítmicamente. En una pileta de 4.500 litros de agua volcaron 4.750 kilos de fécula de maíz (la popular maicena) y demostraron la propiedad de ciertos fluidos de perder su resistencia al ser sometidos a una tensión cortante.

"Es lo que ocurre con las arenas movedizas", explicó Marley, antes de ofrecerse él y Nazareno como conejillos. Debían cruzar la pileta corriendo, ágilmente, para que los pies no se hundieran y se pegotearan en el fondo. De más está decir que Nazareno lo hizo con destreza y que Marley casi se ahoga en el intento. Todo sea por el espectador.

La Nave de Marley. Programa de entretenimientos con la conducción de Marley y la participación de Jey Mammón, Nazareno Mottola y Noelia Marzol. De lunes a jueves, a las 22, por la pantalla de Teleocho. En el debut, según informó el programa, hizo 12,7 puntos.

Con picos de 10.3, debutó "Somos Familia"


Finalmente, y luego de tanta espera, debutó "Somos familia", la comedia romántica que protagonizan Gustavo Bermúdez y Ana María Orozco en Telefe.

Esta noche de vivió, y con picos de 9.2 de rating, el regreso del actor a la televisión argentina, quien hace ocho años no se lo veía en la pantalla chica.

Fabián Vena, Bettina O'Connel, Fabián Mazzei, Maximiliano Ghione, Tomás Fonzi, Mónica Cabrera, Graciela Pal y, entre los más jóvenes, Nicolás Furtado, Eva De Dominici, Barbie Vélez y Olivia Viggiano, completan el elenco.

"Somos familia" contará la historia de Joaquín (Gustavo Bermúdez) y Manuela (Ana María Orozco), quienes cada uno por su lado, y por historias de vida en las que la paternidad y la maternidad se han visto obstaculizadas, llegan a hacerse cargo de cuatro hermanos huérfanos.

Él es un famoso excorredor de motos, actual empresario y dueño de una fábrica de motos, exitoso y soltero codiciado. Ella una periodista gráfica ocupada en temas de la mujer, con una inventiva y creatividad que aún aguardan salir a la luz.

Joaquín ha decidido no casarse ni tener hijos. Manuela fue madre a los 15 añosy sus padres la aislaron del mundo por considerarlo algo vergonzoso y dieron a la beba en adopción luego del parto.

La vida de ambos cambiará para siempre, cuando el socio y amigo del alma de Joaquín muere en un accidente de avión junto a su esposa, y es así como él siente la responsabilidad de convertirse en el tutor de esos chicos. Entre los que se encuentra Pilar, la hija de Manuela, dada en adopción 17 años atrás.Manuela logró dar con el paradero de esa hija que llora a su madre adoptiva mientras guarda un fuerte rencor por aquella madre natural que, según ella cree, la abandonó al nacer.

Manuela debe encontrar una estrategia para acercarse a ella, y adopta impulsivamente el rol de la mucama de la casa, que la llevará a jugar una doble vida entre su profesión de periodista y la limpieza de cuartos, baños y cocina, tornando su vida en un disparate descomunal.


La televisión para el 2014


Lejos quedaron los programas que promediaban 20 puntos o más, con ese panorama cada uno de nosotros: canales, productores, periodistas, actores y televidentes nos fuimos acomodando a la lógica de los 15 puntos.

Parece increíble pensar que el final de "Dulce Amor", en el 2013, tuvo un pico de 27.7. Sí, así como lo lees, 27.7. Hoy, ninguno de los programas del prime time llega a tocar ni siquiera 20 puntos.
¿Qué paso en el medio? Nadie sabe explicarlo con exactitud. Muchos ensayan la teoría tranquilizadoras del on demand, el pay per view, etc etc. Ahora, siempre hay alguien o algo en la tele que te rompe los esquemas: hoy es "Avenida Brasil".

"Avenida Brasil" demostró que la tele de hoy marca con grandes propuestas, atractivas, jugadas y de calidad. En un horario casi marginal logra diariamente tocar picos a los que nadie llega.

El pico del año lo metió el Súperclásico Boca - River con 40.2, seguido de cerca por otro partido Boca - Newell's con 38.8. El Martin Fierro, abriendo la grieta, 37.3, y la histórica pelea de Maravilla Martínez, 35.9.

El mismo Jorge Lanata capitalizo el famoso "Queria ficción, le di ficción" con33.6 y la muerte de Ricardo Fort le dio a "Intrusos" una marca histórica de 16.8.

Esto demuestra que público HAY.

Me niego a pensar que ningún programa va a volver a pasar los 20 puntos. El desafío de todos los que hacemos tele en este 2014 será encontrar eso que la gente está reclamando o extraña. Eso que alguna vez le hizo medir a Marcelo Tinelli 40 puntos, a "Graduados" 38 o a Susana Giménez 30 y pico.

2014 es el año en donde hay que quemar todos los papeles y empezar de nuevo, de cero. De eso se trata. Vamos que venimos....

"La Nave de Marley": El que siempre vuelve


Talentos de canto, saltos ornamentales, juegos caseros o decorados móviles, cualquier excusa es buena para identificar el sello Marley que comenzó el año a cargo de un proyecto que Tomás Yankelevich tenía pensado para un solo destinatario.

Desde el vamos, la impronta “ovni” pone un marco que encaja a la perfección con el concepto más general del conductor, el muchacho talentoso simpático y torpe que puede sobrellevar de excelente forma tanto un big show con famosos participando, como un reality de supervivencia.

En un arranque con presentaciones, el equipo conformado por Nazareno Mottola, Jey Mammon, (ambos con probada vigencia) Noelia Marzol (una fija en los ciclos de Marley) y Osvaldo Principi (una gran apuesta) juega con una química fresca bien administrada por el conductor. Los juegos son la excusa para conectar todos los componentes del ciclo, con intérpretes que desarrollan bien su función.

Si bien una de las características del ciclo parte de la renovación en varios aspectos, uno de los desafíos del programa está en potenciar la frescura antes dicha, sin desgastar la presencia continua de Marley o su conducción en más de un programa de juegos.

Conceptualmente familiar, con el protagonismo del conductor que se mete en la ficción desde las presentaciones, y con muchos aspectos a potenciar en el futuro, La nave de Marley se presenta de buena manera dentro del renovado prime time de Telefe.

"Señores Papis": Los machos sensibles


El arranque pone a los cuatro protagonistas en ridículo, cantando una canción infantil vestidos como frutas en la obra del jardín al que llevan a sus hijos. Señores papis se presenta desde el inicio como una parodia al galán de televisión, y redescubre la paternidad en la tele aggiornándola al siglo XXI.

Si gracias a La Polaca en Solamente vos o a Ana en Farsantes, la imagen de la mujer madre se complejizó y pudimos ver que la maternidad también es un escenario de egoísmos, inseguridades e insatisfacción, la tira producida por Telefe contenidos desentrama las relaciones entre los varones con sus hijos. El resultado final termina siendo una muestra de que la pantalla chica puede romper discursos de odio, visiones machistas y sexistas de nuestra cultura.

Peto Menahem, Luciano Castro, Joaquín Furriel y Luciano Cáceres demuestran escena a escena de que están formados los lazos entre padres e hijos en la actualidad y los cuatro actores logran sacar sus mejores dotes. El acierto de la ficción está en mostrar el lado sensible de estos hombres, mostrar sus vulnerabilidades: el miedo a la soledad, el temor a no ser solvente, la tristeza de un amor que partió para siempre, la incapacidad emocional para proteger una vida más que la propia.

De ritmo ágil y de lenguaje super actual, los libros corren por cuenta de Cecilia Guerty (Valientes, Padre coraje) y Pablo Junovich (Los Únicos, Algo habrán hecho). Es mérito de sus autores el hacer que cada rol se vuelva memorable, pequeños anzuelos listos para capturar televidentes que busquen entretenimiento, pero también ir más allá. La mujer-madre enamorada de su mejor amiga en la piel de Gloria Carrá o los prejuicios de la suegra de Cáceres, dos roles que aseguran generarán aficiones y resquemores.

Aires frescos para nuestra tele de verano se respiran gracias a Señores papis. Moderna, lúcida y desafiante la tira renueva nuestra pantalla a fuerza de calidad actoral y técnica.

“Señores Papis” lideró en fuerte competencia contra El Trece y el Canal Nueve


Luciano Castro, Joaquín Furriel, Luciano Cáceres y Peto Menahem no tuvieron que enfrentarse solamente a “Mis amigos de siempre” sino también a “Pablo Escobar, el patrón del mal”, la miniserie colombiana que tiene muy buena repercusión por Canal 9.
Los “Sres Papis, los galanes del jardín” heredaron un piso por encima de 12 puntos de “La Nave de Marley” y debutaron con la presentación de personajes en su primer capítulo manteniendo un divertido tono de comedia marcado, sobre todo, por la presencia de los chicos, hijos de los protagonistas que coinciden en tener chicos de 5 años y muy buenas actuaciones adultas.
Hacia las once de la noche, “Sres Papis” lideraba siempre sobre los 12 puntos, frente a los 8 de El Trece (rating en que se mantuvo “Farsantes”) y los 6 de Canal 9. Ficciones para todos los públicos en el prime time de la tv abierta.
Avanzado el horario, Telefe se despegó hasta los 14.2 y dejó muy atrás a sus competidores, en un muy mal lunes para los ciclos de Pol-ka.

Campi: “En el teatro pego, pero no saco sangre”


En el playón y el hall de entrada del museo de arte contemporáneo de Mar del Plata, Martín Campilongo concentra casi tantas miradas como el enorme lobo marino que con su marca registrada Marta Minujín construyó con alfajores y como la Moria Casán modelo ‘80 de más de cuatro metros de alto que reciben al público.

Sólo que a él, además de sacarle fotos, lo felicitan, lo saludan y lo elogian a la distancia. Y Campi -que así lo llaman todos, o casi todos- retribuye los mimos con generosidad, aunque por eso tenga que tomar su café en cómodas cuotas. “A mí, estas cosas no me joden. Si estoy solo, todo bien, si estoy con la familia, hay lugares a los que elijo no ir”, dice el actor, que de martes a domingo pone en escena su unipersonal Demoledor!

En el teatro Bristol. Mientras se toma un recreo de la televisión y el cine, después de un año cuyo balance da pura ganancia.

Sin embargo, a la hora de analizar su actualidad, Campi baja los decibeles y pone las cosas en contexto. “En verdad, siempre laburé mucho, estando en dos programas de tele al mismo tiempo, más cine y teatro. La diferencia es que esta vez estuve en dos programas - Peligro sin codificar y Tu cara me suena- que funcionaron mucho. Entonces, la gente cree que laburé más”, explica.

De hecho, en un plano de menor exposición, el hombre, nacido en Parque Patricios hace casi 45 años y que lleva recorridos casi 25 años de una trayectoria cuyos inicios transcurrieron en el llamado under, también ha escrito y escribe guiones y libretos para la televisión de los Estados Unidos y de otros países de América Latina. Un ejercicio que, cuenta, le permite saber “en qué andan” en otras partes del mundo. “El humor -sentencia- te habla del momento que está viviendo una sociedad.” 

En ese caso, ¿cuánto cambió el humor que vos hacés, en tus años de profesión?

Lo que sucedió es que crecí, y ahora quiero hablar de otras cosas. La primera vez que subí a un escenario fue en el Bululú, a hacer Campi busca puntero, un unipersonal que hablaba sobre drogas. Era una época en la que el tema me llamaba la atención, pero hoy ya no me interesa. Quiero hablar de otras cosas. También pasó que antes me hacía la dentadura con Poxilina 10’ y ahora me las hago con acrílico; me hacía las pelucas con barba de choclo y cinta scotch y ahora uso pelo natural. Eso sí cambió, pero el origen, no.

¿A qué te referís con “el origen”?

A que cada uno es del lugar en el que pasó su infancia. Viví hasta los 20 años en Parque Patricios, donde siguen viviendo mi madre, mis familiares y algunos de mis amigos. Y aunque hoy viviera en Irlanda, seguiría siendo de allí. El hormigón armado se hizo ahí. Después pusimos los ladrillos, pero la base es esa.

¿Eso aplica también al recorrido profesional, o pasar del under a un medio como la televisión te cambia indefectiblemente?

Algo me cambia, pero ahora se me escucha. La televisión tiene las paredes muy anchas, y las piedras que se tiran desde fuera no entran. porque si no, no se enteran. Por eso es muy saludable que gente como (Verónica) Llinás, (Carlos) Belloso, el gordo Casero o (Favio) Posca hayan pasado de este lado del paredón. De la misma manera que yo me metí ahí contando los monólogos de Pucheta, uno de mis personajes, que también podía hacerlo en un recital por Walter Bulacio. Lo que pasa es que es como cuando vas a un boliche. Si la más linda no te da pelota decís que es una estúpida, pero si te da bola es la mejor del mundo. Para los del under la tele es una estupidez. Ahora, si les abre la puerta, está buenísima. Y la verdad es que está buenísima. Y no tenés que dejar de hacer lo otro. Podés combinar las dos cosas.

Sólo que entre ambos mundos hay unas cuantas cifras de diferencia.

Sí. Pero yo siempre me metí en esos lugares ingenuamente, porque me parecían espacios propicios para el juego. Tanto en lo de Bulacio o en el under como en lo de Marcelo (Tinelli). A mí nunca me corrieron con la guita. La guita es el resultado de un buen trabajo, pero no es lo que me mueve. Estuve en la situación de llenar un cheque para que lo firmara con la cifra que quisiera. Y no lo hice.

¿Estabas casado o soltero?

Soltero (risas). Pero ahora que estoy casado es igual, porque Denise (Dumas) es igual que yo. Tenemos un auto usado que nos lleva y nos trae, del que no necesitamos mostrar la marca; ni necesitamos tres ambientes más en la casa. Tenemos lo que necesitamos. Cuando te das cuenta de eso, lo que te queda es disfrutar.

¿Cuánto disfrutaste tu participación durante 2013 en “Sin codificar” y en “Tu cara me suena”?

Mucho, en los dos casos. Ir a trabajar a Sin codificar es como entrar con cinco amigos a jugar a un pelotero. Con Tu cara me suena fue distinto.

¿En qué sentido?

En que a mí siempre me dio vergüenza cantar en público. Entonces me dije: “O hago terapia o me meto en un quilombo”. Y me metí en Tu cara..., resolví el problema y encima me pagaban un sueldo. Ahora, al menos puedo cantar en público, aunque no puedo hacerlo fuera de un personaje. Pero está bueno saber mis límites.

¿Cómo van tomando forma tus personajes?

Algunos salen del barrio, como El Turco o Jorge. Otros, aparecen en lo cotidiano y los voy testeando con mi familia, con mis amigos, casi sin darme cuenta. Así nació por ejemplo, Nacho, el tipo que vive en un barrio cerrado, que cuenta su convivencia con un pobre que se le cuela. Nacen así y después los voy moldeando. A Nacho, por ejemplo, le di 1,20 metro de altura porque tiene un texto muy duro, que cuando lo probé, muchos me decían que no podía decirlo en el escenario.

¿Por qué?

Porque puede resultar muy cruel. Entonces, al darle una altura menor, la imagen genera cierta simpatía y pone al personaje en equilibrio.

Es como si regularas el nivel de provocación.

Yo siempre digo que arriba del escenario pego, pero no saco sangre. No me gusta sacar sangre, porque ahí deja de ser humor. Cuando ves sangre, se te corta la risa. Ese es mi límite.

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta