• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

7 ene. 2014

Marley, expuesto al ridículo con vocación


Alguna vez habrá que reconocerle a Marley su inclaudicable vocación por entretener, aún a costa de codearse con el ridículo y de pisotear públicamente su propia autoestima. En realidad, el conductor ha hecho de sus pifiadas, sus bloopers y sus problemas de dicción una marca registrada y un estilo de conducción personal y efectivo que lo mantiene siempre vigente. Ello explica que no tenga problemas en insistir en esos tics cada vez que pueda.

Anoche subrayó un poco más de la cuenta su perfil de chico torpe, pero como ocurre cada vez que se para frente a un nuevo proyecto de entretenimiento, la audiencia lo acompañó fielmente. Según distintos sitios que miden el rating, La Nave de Marley fue lo más visto en su horario (con picos de 12,7 puntos) y además fue Trending topic (TT), como se le dice al tema que marca tendencia en la red social Twitter.

Y la explicación hay que buscarla en que Marley se ha convertido en el tío soltero de la televisión que te invita jugar como chicos por un rato, y te propone diversión con destrezas inútiles, improductivas, pero que terminan funcionando como un imán.

El esquema de El muro infernal o Minuto para ganar gira con la misma inercia en esta nueva entrega. Es como una calesita que no te lleva a ningún lado, que te muestra siempre lo mismo, pero te anestesia con encanto.

Aquí, dos grupos de participantes -tres hermanos varones y tres amigas mujeres-, debieron sortear desafíos usando exclusivamente su cabeza. En realidad, su boca. Metidos en cápsulas hasta el cuello, compitieron en derribar una torre de latas escupiendo pelotitas de ping pong, o atravesar con un pepino en la boca un muro de telgopor.

La tripulación de Marley en esta nave está integrada por Jey Mammón, Nazareno Mottola y Noelia Marzol. Por ahora sólo acompañaron en un discreto tercer plano las andanzas del conductor, y es probable -y esperable- que crezcan con el correr de los envíos. Resultó divertida la idea de la "clonación". Los poderes de una máquina futurista convirtieron a Jey Mammón en un desopilante doble (o triple) de la bella Noelia, y a Nazareno en un émulo de Marley, una pequeña sombra que lo acompañó en cada monería.

El plato fuerte fue el experimento químico de "taxitropía" que plantearon en el estudio, en vivo, frente a una platea que aplaudía rítmicamente. En una pileta de 4.500 litros de agua volcaron 4.750 kilos de fécula de maíz (la popular maicena) y demostraron la propiedad de ciertos fluidos de perder su resistencia al ser sometidos a una tensión cortante.

"Es lo que ocurre con las arenas movedizas", explicó Marley, antes de ofrecerse él y Nazareno como conejillos. Debían cruzar la pileta corriendo, ágilmente, para que los pies no se hundieran y se pegotearan en el fondo. De más está decir que Nazareno lo hizo con destreza y que Marley casi se ahoga en el intento. Todo sea por el espectador.

La Nave de Marley. Programa de entretenimientos con la conducción de Marley y la participación de Jey Mammón, Nazareno Mottola y Noelia Marzol. De lunes a jueves, a las 22, por la pantalla de Teleocho. En el debut, según informó el programa, hizo 12,7 puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta