• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

7 ene. 2014

Los suyos... que serán nuestros


El primer capítulo de una tira es un punto de partida. Algo así como un tablero de ajedrez, cuya partida se irá modificando indefectiblemente de acuerdo al rating y a la vida propia de los personajes. En el caso de Somos familia (a las 21, por Telefe), los cambios se produjeron incluso antes del inicio. En un principio, iba a llamarse Lo dijo papá y se promocionaba como una remake de Grande, pá. Luego cambiaron el título y la forma. Y anoche, finalmente, comenzó a contarse la historia de esta comedia romántica.

Joaquín Navarro (Gustavo Bermúdez) es un exitoso empresario (dueño de una escudería de motocross) y un soltero empedernido, que dice cosas como “no imagino para mi vida eso de formar una familia, el matrimonio y tener hijos” . En la compañía, tiene como socio y amigo a Sergio Miranda (Gabo Correa), padre de cuatro hijos. Manuela (Ana María Orozco), por su parte, es una periodista que fue madre a los 15 y abandonó a su hija por presión familiar.

El socio de Navarro y su mujer mueren en un accidente aéreo y él debe hacerse cargo de los chicos, entre los que está Pilar, la hija de Orozco. Claro que no hay novela sin amores. En un cóctel, Orozco se encuentra con Navarro. El cruce se relata en cámara lenta y con una canción romántica de fondo.

El inicio del romance no será fácil. Navarro debe abandonar su vida de galán para hacerse cargo de un hogar. ¿Quién se postulará como mucama? Manuela, que ingresará a la casa con el nombre de Ramona. En suma: querrá entablar una relación con la hija, infiltrándose en la casa, algo que ya se vio unas cuantas veces. Y, claro, enamorar al jefe de familia. Además, están las historias de los huérfanos, el hermano descarriado de Navarro (Fabián Vena), la secretaria enamorada del jefe, las carreras de motocross y todas las subtramas que puedan tejerse.

¿Tienen algo en común Somos familia con Grande, pá? Los puntos de unión son apenas lejanos. En aquel éxito, Arturo Puig era un viudo que debía hacerse cargo de las ‘Chancles’ con ayuda de María Leal. Acá, Bermúdez es un soltero que se ve forzado a asumir el rol por la muerte de su amigo. La tira de los ‘90 tuvo cuatro temporadas y alcanzó picos de 60 puntos de rating, algo improbable en una televisión tan cambiante y de bajo encendido como la de hoy.

La gran apuesta de esta tira no es el parentesco con otro programa, sino el regreso de Bermúdez después de Sos mi vida (2006). Y en la empatía que pueda lograr con su nuevo vínculo familiar. El primer capítulo abrió las intrigas, con todos los íconos del género. Ahora es turno de mover las fichas con gracia y astucia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta