• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

14 oct. 2013

“Ya pasé la etapa de no poder creer lo que estoy viviendo”


Oriana Sabatini, hija de Catherine Fulop y Osvaldo Sabatini, siempre estuvo acostumbrada a caminar por la calle y que la gente reconozca o le pida una foto a su madre. Ella, respetuosa y algo tímida, prefería mantenerse a un costado. Pero ahora la situación cambió completamente. Oriana (17), protagonista de “Aliados”, es la que recibe la mayoría de los saludos e incluso Cathy, a veces, es la encargada de sacar la foto. “Es muy raro esa situación. Yo estaba acostumbrada a que saluden a mi mamá porque desde que nací es así. Pero ahora eso cambió. Es muy lindo que también me reconozcan a mí por mi trabajo y no por ser la ‘hija de...’. Igual, a mí nunca me molestó ser la ‘hija de...’ porque en definitiva todos somos hijos de alguien”, reconoce Sabatini en un parate de las grabaciones de la ficción juvenil de Telefé que marcó el regreso de Cris Morena.

Ahora que ya pasaron casi cuatro meses del inicio de “Aliados”, ¿Cómo analizás todo esto que te está sucediendo, la popularidad, el reconocimiento?

_La verdad es que ya empecé a caer, ya pasé toda la etapa de no poder creer lo que estoy viviendo. Antes me parecía todo mágico, ahora como que me acostumbré a ciertas cosas. Igual sigue siendo raro verme en la tele o escucharme en la radio. Eso siento que nunca lo voy a entender. La verdad es que estar acá es un honor porque pasé mucho tiempo de mi infancia viendo las series de Cris y siempre soñé con actuar en el Gran Rex. Me fascinaba ‘Chiquititas’ y ‘Rebelde Way’. Y ahora estar haciendo uno de sus proyectos es increíble. Y encima éste que para mí no es un proyecto cualquiera porque te enseña un montón de cosas. Todo lo que pasa y hay en ‘Aliados’ tiene un sentido. Además nace de algo muy personal y profundo de Cris.

¿Cómo es trabajar con ella?
_Es increíble. Es una persona muy trabajadora. Con la cantidad de trabajo y cosas que tiene en la cabeza, no debe tener casi nada de tiempo. Sin embargo, ella está siempre en todas las escenas difíciles o en los ensayos en que se la necesita. Le dedica mucho amor y trabajo a las cosas que hace y así de bien salen.

¿Aparecieron algunas contras de tamaña popularidad?
_Son todas a favor. Quizás... no sé si es una contra, pero es raro no ser más anónimo. Particularmente no soy una persona extrovertida. No soy tímida, pero sí reservada. Entonces caminar por la calle y que me reconozcan a veces me da cosita. Igual me parece algo divertido y lindo que te den una muestra de afecto y que a la gente le guste lo que uno hace. Hay cosas del fanatismo que son increíbles. Es lindo ver como la gente te tuitea, pero te juro que hay fans que tuitearon mi nombre dos mil veces por día, por ejemplo, para que yo fuera nominada como revelación en los Kids Choice Awards. No puedo creer cómo hay gente que se dedica a eso. Es alto compromiso. Yo no sé si podría hacerlo. Pero eso está bueno porque quiere decir que estás haciendo bien tu trabajo.

¿Y los rumores no molestan?

_En realidad por suerte creo que no salió ningún rumor de mi vida personal. Lo único fue un invento de noviazgo (surgió que mantenía un romance con Francisco Stoessel, hermano de la estrella teen “Violetta”, de quien afirma ser amiga) y no le di mucha importancia porque era un rumor que no fue verdad. Cuando me pase algo así te cuento, aunque espero que no suceda (risas).

Su doble rol en “Aliados” compuesto por la terrenal Azul Medina y Luz, quien llegó para ayudar a los personajes humanos, le cambió completamente la rutina diaria a Oriana. Aunque ella sostiene que “ir a grabar es como ir al colegio”. “A la escuela iba 8 horas seguidas y acá, como soy menor, puedo grabar sólo 6 horas. Igual es distinto al colegio porque estás todo el tiempo haciendo cosas, estás más activo. Pero el tiempo se pasa rápido porque en definitiva es algo que me gusta hacer”, cuenta la chica que en un principio se negaba a ir al casting para “Aliados” porque veía que había miles de personas. “No hay chances de que quede. ¿Para qué lo voy a hacer si no voy a quedar”, era su pensamiento. Finalmente la convencieron y luego de cuatro meses de entrenamiento intensivo, Cris Morena le dio la esperada noticia. “Me acuerdo que cuando me dijo que quedé grité y salté de acá a la China”, rememora con una bella sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta