• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

14 oct. 2013

“La tele no perdona”


Este domingo arranca El emprendedor del millón, la nueva producción de Endemol para Telefe que traerá un reality de empresas a la pantalla. Antes del estreno Andy Freire, su conductor, le contó a Television.com.ar cómo se prepara para el desafío.

¿Cómo nace este proyecto?

Este proyecto se me ocurrió a mí hace más de 1 año y lo empecé a hablar con Martín Kweller (Endemol), más que nada porque yo que vengo del palo emprendedor, le dedico mucho tiempo a promover a los emprendedores en la radio y también en Telefe noticias y no podía creer que en Argentina no hubiera un reality de temas de empresas. Si vos mirás son todos de baile, de canto, o de actuación, pero no de empresas o de emprendedores. En base a esto me parecía que no había una razón para que eso sea así, porque cuando vos mirás las estadísticas el país ranquea entre los 5 países más altos del mundo en porcentaje de gente que se dedica a un proyecto emprendedor, o sea 28% de la población económicamente activa se dedica a emprender. Puede ser un taxi, puede ser un kiosco, puede hacer lo que sea para emprender, por eso desde mi visión era una locura que un tema que corta transversalmente a toda la sociedad argentina no tuviera un reality.

¿Con qué nos vamos a encontrar el domingo?

Va a ser super interesante porque para darte una idea los perfiles de los doce emprendedores son muy distintos: un taxista de 60 años, un lustra botas, una chica rosarina super capacitada, un mendocino con un proyecto ecológico, un hombre que trabaja en un depósito y quiere crear un producto para el comercio internacional, combinado con un montón de gente más, nada que ver con otros programas, estas son doce personas diciendo “Yo tengo lo que hace falta para ser el emprendedor del millón” y compitiendo entre sí para demostrarlo. Nosotros les vamos a poner metas, y ellos van a tener que demostrar que pueden afrontarlas.

¿Qué opinás de los formatos de afuera sobre emprendedores?

Los formatos que hay afuera no resumen la idiosincrasia nuestra, no tienen que ver con la Argentina en la que vivimos. Acá un taxista de 60 años tiene tanta experiencia y tanta cancha para emprender como un chico graduado de la Di Tella con un máster en finanzas. Entonces esta era un poco la idea y todo lo que había de realitys eran todos chicos bien que competían entre sí como en "El aprendiz" con Donald Trump o traían esta cosa de presentar sus proyectos y que los inversores tuvieran que decir si te apoyaban o no. Así que tuvimos que empezar a diseñar la idea, una idea distinta, nuestra, a bosquejarla con Endemol y así terminamos dándole forma al Emprendedor del millón.

De ser columnista pasás a conducir un programa ¿Lo sentís como un paso dentro del medio?

No lo pensé tan lejos. Yo me propuse dedicar un porcentaje de mi tiempo a que se promueva el emprendurismo en Argentina y a cambiar esta imagen del empresario argentino, y de generar realmente una cultura distinta respecto a lo que es emprender y todo eso. Y desde ese lugar empecé a trabajar en Telefe haciendo una columna semanal, después pasé a hacer dos columnas semanales, después pasé a Perros de la calle en Radio Metro, y después se dio esta oportunidad. La verdad que no son pasos premeditados, sino que tiene que ver con una secuencia de eventos, con la pasión de querer difundir esto, la otra cara de la moneda de todo es que si bien la Argentina como decíamos hoy está entre los cinco países más emprendedores del mundo, también está entre los peores cinco del mundo en tasa de éxito de emprendedores. Básicamente lo que hay es muchos emprendedores emprendiendo y fracasando al mismo tiempo, y eso es terrible para el argentino, por eso me propuse enseñarle a los emprendedores a emprender mejor y de ahí surgió la idea de empezar a dar charlas, y una cosa llevó a la otra, un huracán de oportunidades a partir de ayudar a emprender mejor.

¿Cómo creés que va a ser recibido un programa de estas características en la tele de hoy?

Me parece que como decimos en la filosofía emprendedora “en la cancha se ven los pingos”, así que si le va bien mejorará y si no le va bien merecerá morir crudamente, la tele no perdona, por lo que si la gente te quiere ver te va a mirar y si no, no lo hará. Yo soy un sostenedor de que lo que importa son las implementaciones y no las ideas y eso es lo que yo trato de transmitir, lo importante es la ejecución y no la idea. Yo me siento muy en paz, a mí me gusta mucho aprender, descubrir cosas que no sé, y la tele es un mundo que no conozco bien, que estoy empezando a descubrir y con muchísima humildad estoy tratando de escuchar, de aprender. Que sea un exitoso emprendedor del mundo fuera de la tele, no me da ningún atributo para ser bueno en el mundo de la tele, acá soy un humilde aprendiz que tengo que conocer un mundo que todavía no conozco y ahí me entrego a los tipos que saben más y a aprender de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta