• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

2 may. 2014

Las mamis de los papis


Cinco mujeres reunidas alrededor de una mesa pueden hacer que el tiempo vuele, entre varios cafés y una charla amena. Más aún si son profesionales, lindas, audaces, y están llenas de anécdotas y experiencias para compartir. Así fue como Gloria Carrá, Laura Novoa, Marcela Kloosterboer, Vanesa González y María Abadi hicieron de una fría mañana otoñal en un café de Martínez algo entretenido y cálido.

Ellas son “las mamis” las protagonistas mujeres de la tiraSres. Papis (a las 23, por Telefe). Cada una con una historia distinta, unidas por los conflictos del amor, la sexualidad y la maternidad. “No soy solamente un ama de casa, tengo una historia de amor para contar”, abre el juego Gloria Carrá, que es uno de los personajes más controversiales de la tira: madre de un hijo adolescente, otro púber y una nena en edad de jardín de infantes, al iniciar la historia abandonó a su esposo, “el Chori” (Luciano Castro), para jugársela por el amor de Andrea (Magela Zanotta). Abadi, por su parte, tiene entre manos a Ema una “antiheroína”, como ella la describe. “Está enamorada y no es correspondida, pero no le importa, ella no quiere mirar a otro hombre, va a ir hasta las últimas consecuencias para intentar conquistar al inconquistable Nacho Moreno (Joaquín Furriel)”, asegura. Vanesa, en tanto, interpreta a Luján, una de las maestras del jardín de infantes donde asisten los hijos de los papis. “Esta historia está más relacionado con lo pasional. Ella pone en riesgo su matrimonio porque siente que lo nuevo que le pasa con Franco (Luciano Cáceres) es más parecido a enamorarse que lo que ella creía que era el amor”.

Helena, el personaje de Kloosterboer, también va soltando su inocencia con el correr de los capítulos. “Ella venía de la montaña, de vivir tranquila con su novio Roby (Luis Luque) y al llegar se contaminó de la ciudad. Ahora tiene un conflicto grave porque se enamora del hijo de su pareja (Luciano Castro) y trata de remontar su relación y hacerse la distraída, pero es inevitable la atracción porque viven juntos y se ven todo el tiempo”, explica. Y finalmente es Novoa quien describe a su criatura: “Rocío quiere completar una idea de familia que ella tiene, y hay un conflicto porque Mauro (Peto Menahem) no dice lo que realmente le pasa y es que él no quiere. Ella lo huele y ahí surge el problema”.

Estas historias, ¿hicieron que se replantearan en sus propias vidas qué es el verdadero amor?

Abadi : Creo que a todas les pasó eso de no ser correspondida en el amor. Igual, en lo personal, no me quedaría como un soldado, estático, esperando como mi personaje. Las veces que me pasó, si del otro lado no hay devolución, me voy a otra cosa.

Carrá : Sos una chica muy sana. Yo he perseguido gente. De pendeja, pero me ha pasado que me gustara alguien y rasgarme las vestiduras. Lo quería, lo perseguía, lo conseguía y después: el infierno. De todos modos, creo que si no se da naturalmente, si la otra persona no te corresponde, no está bueno forzar las cosas, que por algo pasan. No puede ser que ames a alguien que ni te mira, por eso digo que era otra época.

González : ¡No podría hacer eso! Desisto, me voy a mi vida y si querés acá estoy. Pero pasa, se sufre muchísimo. Creo que no hay persona que no haya transitado eso. Capaz, si llegas al fin que deseas deberá ser algo bueno, pero si es así me la perdí.

La tranquila mañana sufre una irrupción inesperada. En el estacionamiento de los estudios televisivos, un hombre se quejaba de que el auto de Marcela estaba mal estacionado. La actriz fue a acomodarlo, y se topó con un mal educado que la insultó y le puso los nervios de punta. Al volver a la mesa contó lo sucedido, y sus compañeras se quedaron atónitas y con bronca de no haber podido defenderla. Entre anécdotas de injusticias varias, al cabo de unos minutos “las mamis” demostraron ser mujeres que no se resguardan tras sus caras angelicales, sino que son de armas tomar. “¿Cómo no le dijiste qué cómo te iba a tratar así si sos Marcela Kloosterboer, la chica qué pelazo ?”, dice entre risas Vanesa, aflojando el clima. “Las mamis loquis”, retruca Marcela.

Siendo mujeres y famosas, ¿no las frena un poco chocarse con estas situaciones en la calle?

Carrá : En ese momento te olvidas de que sos famosa, salvo que te vengan a pedir autógrafos y fotos. Pero cuando pasa algo así, en lo que menos pensás es que sos conocida. En esos momentos, si fueras hombre te irías a la manos.

Abadi : Yo intento llevar una vida tranquila, pero soy Escorpio y me puede saltar la térmica. Las situaciones de injusticia, de abuso, cuando el otro se aprovecha... Y más cuando se trata de un hombre y una mujer, me generan mucha angustia y la respuesta puede ser violenta. Pero si no, suelo ser una seda.

La tira puso en foco la paternidad, ¿qué les sucede con eso?

Carrá : Fue un hallazgo este tema. La gente quería hablar de eso y está bueno que se vea. Lo primero que charlamos con otras personas todos los que tenemos hijos, es sobre ellos; hasta que no terminás ese tema no pasás a otro. Y si no los tenés cerca estás pendiente todo el tiempo de ellos, es un tema que está presente a cada rato y no se estaba tocando en la tele.

Novoa : Hay muchos hombres que están felices de que nosotros, en la tira, mostremos que ellos no sólo están detrás de un culo y unas tetas, sino que se retrate la parte humana y sus roles como padres. Es precioso que un programa lo pueda dar, porque realmente hay gente que transita eso. Está bueno que muestren que no son sólo galanes, sino que son padres y tienen una paternidad activa. Eso también genera atracción en las mujeres. A muchas nos gustan los hombres que se preocupan y quieren.

Con tanto niño dando vueltas, ¿A las que no lo son les despertó las ganas de ser madres?

Kloosterboer : Cuando cumplís 30 es infalible que te pregunten si querés ser mamá. Sí, me gustaría, pero la verdad es que no tiene que ver con la edad o el reloj biológico, es algo más interno. Me hubiera gustado ser madre joven, bueno, ya joven no llego, pero sí me gustaría serlo en un futuro cercano.

Abadi : Fantaseo con ser madre desde el día uno. Tengo 28 años y ya no soy más una nena, pero siento que tengo ganas de hacer algunas cosas antes de ese viaje. Soy muy Susanita, al punto que me cuesta pensar la vida si no voy a tener un hijo, pero necesito un tiempo todavía, me lo tomo con tranquilidad.

González : A mi me encantaría tener hijos, pero no es el momento y por un tiempo no lo será. No estoy en pareja, pero me estoy queriendo mucho con alguien. Vivo sola, me encanta hacerlo y pasar tiempo sola y tengo muchas ganas de hacer muchas cosas antes de la maternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta