• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

12 ene. 2014

"Jamas pensé en mudar a mi familia"


Así lo confeso Luciano Castro al recordar el último asalto que sufrió en su casa. “No nos asustamos y el pánico no nos gana. Me robaron cinco veces, pero nunca pensé en irme del país", aseguró. Además, habló de sus sensaciones de dejar al galán de lado para interpretar un papel completamente diferente en "Sres. Papis".

Uno de los prometedores debuts de este 2014 que comenzó es la tira “Sres. papis”, que emite Telefe.La novela cuenta la historia de cuatro padres que se conocieron en la puerta del jardín de infantes al que concurren sus hijos y así comienzan una larga amistad. Uno de sus protagonistas, Luciano Castro, charló con DiarioShow sobre sus sensaciones al tener que dejar el personaje de galán de lado y convertirse en un padre full time, la relación con los chicos en la tira y las secuelas que le dejó haber sufrido el quinto robo en su domicilio.

“Me parece una apuesta muy inteligente. Me encanta la idea, la comedia...”, manifestó. “Cuando me mostraron el libreto y me fui enterando de qué se trataba la historia, no podía dejar de leerlo. Me enganché desde el primer momento”, reconoció. Al hacer una comparación sobre la ficción con su vida cotidiana, el actor cuenta: “Lo que comparten mi personaje con el Luciano de la vida real es la crudeza que tiene para transmitir y decir las cosas, en especial a los chicos”.

Ser padre cambia a cualquier persona. Al respecto, Luciano afirma: “Ser padre me trajo tranquilidad. Cambió mi vida por completo e hizo que le diera importancia solo a esas cosas que en verdad valen la pena”, y agregó: “Cuando nació mi primer hijo la realidad era otra, yo era otro. Al venir el segundo, la nena, con casi 40 años, aunque suene cursi, me trajo tranquilidad al alma”.

A las extensas horas de grabación hay que sumarle un factor fundamental, se trata de la convivencia que los actores adultos tienen a diario con los pequeños, que recién arrancan en el mundo del espectáculo. Sobre eso, Castro cuenta: “Trabajar con chicos es improvisar todo el tiempo. Es algo que ni en las escuelas de teatro nos enseñan. De repente te dicen algo que no estaba en el texto, porque se les ocurrió, y automáticamente comienza otra escena. Ellos tienen más derecho que todos nosotros y son los más mimados”. En esta nueva etapa actoral, Luciano dejó al seductor de lado. “No reniego de que me hayan tildado de galán. Es algo que me dio muchas satisfacciones, pero ser lo contrario, como en esta novela, me favorece mucho. En mi personaje soy un tipo que no tiene tiempo de ser galán, no sabe de qué se trata eso. No viste bien, es un miserable, los hijos se burlan de él...”, afirma.

Hace poco más de un mes, el actor y su mujer sufrieron un robo en su domicilio mientras se encontraban ausentes. “No nos asustamos y el pánico no nos gana. Me robaron cinco veces, pero nunca pensé en irme del país. Cuando me pasa algo así, puteo a todo el mundo, me re caliento, pero jamás pienso en mudar a mi familia. A los ladrones les deseo lo peor del mundo porque me cagaron mil veces”, reconoce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta