• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

29 dic. 2013

Balance 2013: Televisión


Año poco común. Así fue el 2013 de la TV, con promocionados ‘platos fuertes’ que supieron a poco, con un encendido que fue en descenso con el correr de los meses, con ficciones que no lograron patear el tablero y con un periodístico que aprovechó la polvareda del año electoral. En síntesis, al menos en términos televisivos, no fue ‘el año de los actores’, sino el de Jorge Lanata, con la audiencia y los premios de su lado.

Su ciclo, Periodismo para todos (domingo a las 22, por El Trece), fue el programa más visto en el primer semestre del año, con picos que superaron los 30 puntos de rating, imponiéndose claramente a las tiras del ‘prime time’ (horario central) y a la mismísima Susana Giménez (Telefe), que lejos de los mejores años de sus entrevistas, encontró en el juego‘Mi hombre puede’ el salvavidas que la devolvió al podio de los lunes en el último tramo del año.

Si bien se estrenaron 14 tiras y unitarios, el público no acompañó a las ficciones como en otras temporadas. Aunque habría que decir ‘ficciones nacionales’ , ya que el desembarco de la telenovela brasileña Avenida Brasil en la segunda quincena de este mes revirtió el fenómeno y durante varios días se convirtió en lo más visto. Su horario (a las 16.30, por Telefe), refuta la idea de que la franja vespertina es el ‘plan B’ de la nocturna.

Más allá de que su promedio quedó por debajo de los 15 puntos, Farsantes (a las 23, por El Trece) se convirtió en tema, no sólo por el combo de nombres fuertes que encabezan Julio Chávez, Facundo Arana y Benjamín Vicuña o por la trunca historia de amor gay entre dos de los personajes centrales, sino por las peleas internas que terminaron imponiéndose a los vaivenes de la historia en sí. Es más, la salida de Benjamín Vicuña (mataron a Pedro, el abogado que descubrió su homosexualidad poco antes de su final) fue combatida públicamente por sus fans como nunca antes en la tele. El blanco de su enojo: los autores. Fue tanta la fuerza, que en días lo verán volver. Aunque la trama ya no es lo que era: perdió emoción.

El caballito de batalla en el que cabalgaban las esperanzas de Telefe de repetir el suceso de Graduados (2012) se debilitó a poco de la largada: Los vecinos en guerra (a las 22.45) se quedaron a mitad de camino entre la comedia y lo dramático, con personajes poco definidos. La única que consiguió dar que hablar fue la Reina de Juan Pablo Geretto, que, de todos modos, quedó perdida en medio de la búsqueda de un género.

Claro que no le fue tan mal como a Qitapenas, la comedia musical protagonizada por Miguel Angel Rodríguez y Silvia Kutica que jamás encontró su destino... y eso que la cambiaron varias veces de horario, hasta terminar en las mañanas de los sábados (Telefe). Otra que no prosperó fue Esa mujer, la telenovela que marcó el regreso de Andrea del Boca a la televisión y que ni siquiera alcanzó los 2 puntos, por la fría pantalla del 7. Otra vuelta que no logró sacudir a la audiencia televisiva fue la de Cris Morena, como productora general de Aliados (Telefe), ya que el unitario no cosechó buen rating. Aunque sí generó adhesión y repercusión en las redes sociales, dado que el ciclo tenía una versión diaria 2.0. Así y todo, el programa tuvo su gran despedida teatral en el Gran Rex. En ese rubro, el final escénico de Dulce amor -a fines de abril- sigue siendo uno de los hitos de la TV 2013... aunque la telenovela haya sido el furor del 2012.

Entre las ficciones de este año, Solamente vos (a las 21.30, por El Trece) se instaló en la audiencia con una comedia blanca, matizada por los musicales, con invitados famosos. Sin más pretensión que entretener, la tira de Adrián Suar y Natalia Oreiro se colocó entre los ciclos más vistos. Sin embargo, su tira sucesora -la flamante Mis amigos de siempre- no pudo aún acomodarse en el boca a boca.

Uno de los éxitos de esta temporada fue Peligro, sin codificar, el humorístico que pasó de América a Telefe y, de la noche a la mañana alcanzó cuatro emisiones semanales. En el mismo canal anduvo muy bien, tanto en rating como en producción, Tu cara me suena, el reality talent conducido por Marley en el que un grupo de famosos imitaba a otros famosos. Y una de las bombas fue el faltazo de Susana Giménez a su propio programa después de la telenovela de Diego Maradona: el canal había anunciado durante todo un fin de semana la visita del Diez, pero finalmente se cayó. Y, enojada con Telefe, la diva se quedó en Punta del Este. Esa noche se vio (no mucho) El secreto de sus ojos.

Con la ausencia de Marcelo Tinelli -que de todos modos tuvo casi tanta pantalla como siShowMatch hubiera estado al aire- y el sereno regreso de los almuerzos de Mirtha Legrand (América), la televisión de 2013 no tuvo un eje dominante, aunque los laureles se los llevó Lanata, con sus estatuillas y sus polémicos discursos, tanto en los Martín Fierro como en los Tato, ceremonia en la que su Periodismo para todos se impuso como Mejor programa del año .

En el umbral del 2014, tal vez el encendido suba y la TV abierta vuelva a ser tema de conversación en bares y oficinas. Y no estaría mal que las mediciones de audiencia empiecen a contemplar las otras formas de ver televisión. Siempre, claro, que haya algo bueno para mirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta