• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

6 jul. 2014

"El teatro ha cambiado mi vida"


En medio de su éxito en televisión con "Somos familia", Fabián Vena asumió un gran desafío como actor sobre las tablas y protagoniza "Sacco y Vanzetti" en el Teatro Cervantes. "Es la historia de dos personas de hace 100 años atrás, paradójicamente, como si hubiera sucedido la semana pasada", contó el artista, que espera un nuevo hijo con Paula Morales.

La sala María Guerrero del Teatro Cervantes se engalana con una propuesta escénica de singular enjundia, contenido humano y debate ideológico. “Sacco y Vanzetti”, del autor Mauricio Kartun y con dirección de Mariano Dossena, nos invita a instalarnos en las arenas de la lucha por las convicciones y el sentido de la libertad y la justicia. Fabián Vena, en la piel de Bartolomeo Vanzetti, yWalter Quiroz, como Nicola Sacco, plasman personajes de particular vuelo dramático.

Recordemos que la historia está centrada en los primeros años del siglo XX. Sacco y Vanzetti, inmigrantes italianos, se instalan en Boston, Estados Unidos, subyugados por la quimera de prosperidad que ofrecía el gran sueño americano. Uno zapatero, el otro vendedor de pescado, son testigos de las presiones sociales y también discriminatorias que quería imponer una estructura judicial supuestamente basada en principios democráticos. Se vincularon a un grupo anarquista y fueron acusados de robo y asesinato.

Fabián Vena, en charla con DiarioShow, destacó: “Estamos ante la presencia de dos personajes(Sacco y Vanzetti) decididamente reales. Son seres humanos como nosotros. Es la historia de dos personas de hace 100 años atrás, paradójicamente, como si hubiera sucedido la semana pasada".

-La sociedad mundial ha generado cambios, pero algunas falencias continúan estando a la orden del día...

-Absolutamente. Hay que tener en cuenta que tanto Sacco como Vanzetti lucharon y murieron por sus proyectos de una vida mejor. Ellos, completamente solos, debieron enfrentarse a una maquinaria, perfectamente aceitada y siniestra, como el sistema político norteamericano. Y mucho más en esa época, donde había extremos nacionalismos en función de la Primera Guerra Mundial. Ellos terminaron siendo iconos del sindicalismo mundial.

-En la obra, el testimonio social corre paralelo al hecho humano.

-Esta puesta tiene una mirada muy moderna y no se ha quedado, únicamente, en la exposición ideológica. Si bien está en cada personaje, lo que se intenta mostrar es la historia de dos tipos sencillos y comunes, trabajadores, honestos e inocentes. Primero está el ser humano, luego la ideología, siempre. Por otra parte, no hay una mirada angustiante o triste, existe una visión renovadora, ya que el sentido de la revolución se instala en el espíritu de cada una de las personas.

-¿Cómo se posiciona el teatro en esta época de cambios de tendencias y medios?

-El teatro siempre es un refugio muy grande, una célula viva. Uno no se aísla en el teatro, el mundo puede entrar en la propuesta teatral. La gente comparte con el actor la vida misma. Precisamente, el teatro como fenómeno artístico es diferente a todo ya que se puede hacer en cualquier ámbito, en la calle misma. El teatro ha cambiado mi vida. -Vos te sentís muy cómodo, también, en la tevé. -No solamente me siento cómodo, sino que adoro la tevé. Ahora sigo saliendo en “Somos familia”, tira que ya terminé de grabar hace un tiempito. Siempre utilicé la televisión como un método de experiencia y me dio la posibilidad de mejorarme y crecer como actor. Es un gran medio que, con solo un punto de rating, te permite salvar una temporada teatral.

-El teatro sigue siendo algo muy sagrado...

-Por supuesto. La avidez del espectador argentino por el teatro es muy grande. El comercial y el off te ofrecen un abanico impresionante de propuestas artísticas. Hasta los europeos se asombran.

-¿Cómo es tu relación con el cine?

-Interesante, pero el cine tiene otros tiempos. Hoy me puede llegar una propuesta y, probablemente, se realice dentro de cinco años. De esta manera, más allá de la mejor buena voluntad que se pueda exponer, resulta muy difícil proyectar en estos términos. Los tiempos en cine son, decididamente, milagrosos. A diferencia del teatro, hay que tener mucha más precisión a la hora de dirigir.

-Hacer teatro y televisión en forma paralela es complicado.

-Yo estoy acostumbrado y me fascina. Es una cuestión de training, preparación física y mental y, por supuesto, de organización.

Paula y Fabián, en la dulce espera

Además de la parte profesional estrictamente, Fabián Vena experimenta en lo personal, puntualmente en lo afectivo, también un momento óptimo que lo ha instalado con mucha energía y proyectos de vida renovadores.

Se conoció con Paula Morales (hija del periodista Víctor Hugo Morales) en la tira “Somos familia”, luego de su ruptura matrimonial con Inés Estévez, con quien comparte la adopción de dos hermosas criaturas.

Recientemente, la sección La Pavada informó en calidad de primicia que Paula se encontraría embarazada y habría dado a conocer la nueva buena a su círculo íntimo. Solamente faltaría tener la rigurosa confirmación médica. Por consiguiente, todo cerraría en un círculo de completa felicidad.

Él tiene 45 años y ella 31, y la diferencia de altura tampoco incidió. Desde que se conocieron comparten inquietudes profesionales y de vida como dos verdaderas gotas de agua. Si bien mantienen un perfil muy bajo y evitan declaraciones a la prensa, se los ha visto (y se los ve) en público en una evidente etapa de enamoramiento.

Una pareja querida por sus amigos y sus colegas en general. Aunque el círculo de amigos y familiares prefiere no hablar, todos estarían muy contentos con la noticia del embarazo de Paula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta