• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

28 feb. 2014

Curiosidades y algo más


Como todos los años, antes que arranque la temporada fuerte de la tele, sale el Anuario del sitio especializado television.com.ar, con el compendio de lo que la tele nos dejó.

El hecho más significativo de 2013, para la televisión de aire, fue haber tenido el encendido más bajo de la última década, con un promedio de 27,5 puntos de rating, lo que representa 3,7 puntos menos que en 2012. “Encendido” se denomina a la cantidad de aparatos en funcionamiento en determinada franja horaria, independientemente del canal que sintonicen. Lo cierto es que ningún ciclo superó los 20 puntos de rating promedio. Y este es un dato que, si bien ya se venía manejando, ahora tiene su comprobación “científicamente calculada”.

La emisión que obtuvo la cifra más alta del año fue el partido entre Boca y River, por el torneo Inicial, con una marca de 31,9 puntos de rating.

Otra característica es la que el Anuario sintetiza como “Menos producción y menos creatividad”: En 2013 se emitieron 286 ciclos, 21 menos que en 2012, y de ellos sólo 62 fueron programas nuevos, 10 menos que en 2012.

Una “lata” (novela producida en el exterior) fue el ciclo más visto de Canal 9 en 2013. Se trata de Un refugio para el amor, que promedió 7 puntos. Fue el mayor éxito de ese canal, mientras Dulce amor fue el mejor posicionado de Telefe; Periodismo para todos, de El Trece; Intrusos, de América, y Desde otro lugar (las entrevistas a la presidenta Cristina Fernández), de Canal 7.

Otras tendencias que marca el Anuario después de revisar meticulosamente los números, las fechas de estreno y demás variables, es la “pérdida del encanto” de los programas que buscan talentos. “Después de un 2012 donde Soñando por cantar y La voz argentina le dieron muy buenos resultados a El Trece y Telefe respectivamente, los realities cazadores de talentos perdieron su encanto. En la temporada 2013 cambios de horario y programas que se levantaron del aire, fueron los primeros síntomas de una tendencia en baja.

Y en cuanto a las nuevas costumbres, se señala la de “la cámara que nunca se apaga”. Es decir que tanto en un estudio de televisión durante la tanda, como en medio de una nota en exteriores, se terminó imponiendo el recurso de grabar cuando aparentemente no se está grabando. No se salvan los entrevistados, pero tampoco los conductores ni los panelistas, en sus discusiones o exabruptos.

El recorrido está plagado de números e interpretaciones, para gente del medio y para amantes de la tele sin más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta