• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

26 ene. 2014

"Avenida Brasil": Un éxito que copó el planeta


La historia es simple. Rita, una nena huérfana es maltratada y abandonada a su suerte por su madrastra malvada, Carminha. Cuando la nena se hace mujer (cambia su nombre por el de Nina), vuelve para vengarse. ¿Cenicienta?,¿Blan-canieves? No: Avenida Brasil (a las 16.30, por Telefe). La historia puede ser simple pero la cuestión, claro, es cómo contarla. En esta telenovela no hay paisajes edulcorados como en los cuentos de los hermanos Grimm ni escenarios fantásticos al estilo Disney. Acá el contexto es la compleja realidad latinoamericana de hoy; las calles de Rio de Janeiro, desde sus barrios más lujosos hasta los suburbios más sórdidos. De hecho, la Avenida Brasil que da nombre a la tira atraviesa la gran parte de la ciudad carioca.

En la Argentina, desde su estreno el 16 de diciembre pasado, la telenovela figura entre los programas más vistos y generalmente días encabeza el rating. El fenómeno de audiencia es el mismo que sucedió en todos los países en donde se emitió. Su productora, Rede Globo vendió los derechos de exhibición en 124 países y la tira fue doblada a 18 idiomas. Según la revista Forbes de los Estados Unidos,Avenida Brasil es un auténtico y millonario negocio de la televisión mundial: con una inversión de 91 millones de dólares de producción, Globo recaudó nada menos que dos mil millones de dólares, lo que la convierte en la telenovela más rentable de la historia hasta ahora.

La trama de un guión delineado al milímetro (las producciones brasileñas son famosas por los equipos de guionistas que trabajan como en un mecanismo de relojería) y una producción que no ahorra en nada, son algunas de las claves para el boom de audiencia.

La otra pieza fundamental seguramente está en las actuaciones. En este caso, Debora Falabella (Nina) y la villana Adriana Esteves (Carminha) se sacan chispas. Y todo el resto del elenco sostiene con igual solvencia cada capítulo, esquivando divismos. Al menos, mientras el producto está al aire. Después, es otro tema (Ver Cruces...) EnAvenida Brasil, la venganza es el motor principal que hace avanzar la historia. Pero también hay romances, contrariados eso sí, para sumarle suspenso. Uno es el de Nina y Jorgito (Caua Reymond) que viene desde la niñez cuando los dos (por entonces Rita y Patata) eran niños abandonados en un basural. En este caso, el peor enemigo de que ese amor llegue a un final feliz parece ser la propia protagonista, Nina, que antepone su sed de venganza ante cualquier otro sentimiento.

Y hay más historias de amor, complicadas, como la de Tifón (Murilo Benicio) y su novia del barrio, Monalisa, que quedó truncada por un engaño inescrupuloso de Carminha quien finalmente se casó con Tifón, a quien le es infiel históricamente con Max (Marcelo Novaes), otro de los tipos malos de la telenovela. Todo un culebrón.

Pero tratándose de Brasil, no pueden faltar los cuerpos esbeltos y el erotismo a flor de piel, en esta ocasión, representados por Jorgito, que con este personaje consagró como sex symbol, dentro y fuera de su país a Caua Reymond. Jorgito, además, es un tierno que sufre por amor y está en busca de su verdadera identidad. En el rubro femenino, las curvas de Suelen (Isis Valverde) aportan la cuota de “piel” carioca para deleite masculino.

En la historia hay espacio para que estén reflejadas todas las clases sociales. Desde el costumbrismo representado por los personajes de clase media; los nuevos ricos como Tifón y su familia que nunca terminan de ser aceptados en la clase alta, esa que brilla en la zona sur, una de las más sofisticadas de Río. Y por supuesto, la franja más marginal que habita el lado B, el menos turístico de la ciudad carioca, ese submundo sucio y oscuro que es el basural (el tiradero , en la traducción neutra) de donde salieron los protagonistas.

Y sumado a todo eso, Avenida Brasil también se mete con el mundo del fútbol; con la pasión y con sus negocios turbios que mueven millones.

Será todo ese cóctel el que logró acaparar la atención de todo un país cuando, el 19 de octubre de 2012 se emitió el último de los 179 capítulos. Ese día, el sistema eléctrico de Brasil aumentó el número de usinas eléctricas en todo el país previendo un exceso de consumo y hasta la presidenta Dilma Rouseff acomodó su agenda para estar pegada a la pantalla viendo el desenlace de la historia.

Para aquellos que todavía no descubrieron el fenómeno, el repaso por los protagonistas da como resultado una mezcla bien variada. Nina arranca la historia sin madre, pierde a su padre en el primer capítulo y termina en el infierno de un basural. Poco después es adoptada por una familia argentina (Ver La cara argentina...) y ya adulta, decide regresar a Brasil para hacer justicia y vengarse de Carminha y Max. Ellos, su madrastra y el amante de ella, fueron los responsables de todas sus desgracias. Carminha, mujer sin escrúpulos y con la ambición como única meta logró casarse con Tifón, un crack de fútbol, bonachón y ya retirado. Y con él, adoptó a Jorgito, el hijo que había abandonado al nacer. El chico, supuesto, sufre por arrastrar ese origen. Como caballo de Troya, Nina se mete en la casa de Carminha y Tifón (donde viven también Max y varios familiares ) para tramar su revancha desde adentro.

A medida que avanza la historia, el público va descubriendo que Nina no es tan frágil como parece. Y que Lucinda, la madre que la crió en el tiradero , guarda demasiados secretos.

En medio de las grandes historias que dibuja esta tira también se cruzan otras en las que no faltan un hombre de clase alta con triple vida matrimonial, “botineras” ambiciosas y manipuladoras y varias cuestiones más. Entre algunas curiosidades de la telenovela está el dato de que el nombre de la protagonista, Nina, es el mismo que el de la pequeña hija de la actriz Debora Falabella. Otro dato: Mel Maia, la nena de 9 años que interpretó a Rita cuando era chiquita fue un verdadero hallazgo televisivo que le dio fama y protagonismo en una nueva telenovela a la pequeña actriz.

Como sea, la historia, aparentemente simple, que atrapa a millones de espectadores parece haber conseguido la fórmula del éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta