• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

13 sept. 2013

Telefe en llamas: negocios clandestinos y escuchas


El título de esta nota devela el contenido que vamos a narrar en estas líneas. Si bien iremos desglosando cada hecho y cada detalle de lo que está sucediendo en uno de los canales más importantes de Argentina, Telefe, la realidad indica que se trata de un escándalo que roza a la política con supuestos negocios clandestinos que derivaron en escuchas y sospechas de un ala importante de la emisora de San Cristóbal.

Para comenzar, basta con usar el buscador Google para poner dos nombres importantes dentro del canal. Por un lado, Tomás Yankelevich, hijo de Gustavo y nieto de Jaime. La red de empleos LinkedIn nos da como respuesta al currículum que cargó Tomás el siguiente cargo: “Director de Contenidos Globales en TELEFE”. Si bien puede estar desactualizado, si uno toma el nombre de Francisco “Paco” Marmol en el mismo sitio, se encuentra con este cargo: “Director de Contenidos. Noticias. Director de RR. II. en TELEFE S.A. Televisión Federal”. Queda claro, ¿no?: entre “Director de Contenidos” y “Noticias” hay un punto. ¿Para qué mencionamos esto? Simplemente para hacer una síntesis de la guerra de poder con la que se convive diariamente en la empresa con capitales ibéricos. Dos personas con sus respectivos solados pelean por un mismo objetivo.

Más allá de un conflicto belicoso entre las mencionadas partes, se pudo realizar una investigación con diversas fuentes importantes que prefirieron – con cierta lógica por la tenacidad de esta nota – mantener sus nombres en total anonimato. La primera información que llegó a la redacción de este medio habla de una duda muy importante de la cúpula mayor del canal con respecto a ciertos movimientos de Francisco “Paco” Marmol. No hay comprobación alguna sino la sospecha de que Marmol podría estar realizando algunos negocios con figuras políticas, actividad por detrás de la oficialidad que debe tener dentro de una empresa tan importante. Y la mira apunta directamente al ciclo “Baires Directo”, programa que se emite a la mañana y que cuenta con su total beneplácito a la hora de sentar en su living a una figura de tinte político. Para pasar en limpio: se sospecha que Marmol podría cobrarle a los políticos para darle un espacio televisivo y apoyar diversas campañas. El dato no es aislado. Este medio pudo confirmar que ante esto, algunos directivos del canal montaron una especie de espionaje para con el español que incluye la revisión de mails y algunas escuchas telefónicas.

La acusación es muy grave. Nadie puede asegura que Francisco Marmol lleve adelante negocios con figuras políticas, sí podemos afirmar que los ejecutivos más importantes lo están investigando porque tienen desconfianza en algunas acciones. Marmol no es una figura sin peso dentro de Telefe. Pisa tan o cuan fuerte como los Yankelevich. Repasando los últimos acontecimientos del canal nos encontramos con una queja muy fuerte por parte de Rodolfo Barili, Gerente Periodístico del canal y conductor de “Telefe Noticias”, hombre de confianza de Marmol, en la entrega de los Premios Martín Fierro que el canal transmitió desde el Teatro Colón. Barili esperaba que el director de cámaras no lo enfoque cuando perdió la terna al Mejor Noticiero. Algo insólito e inusitado en una entrega de premios. Además usó un reportaje en otro canal, Canal 9, en un programa sumamente oficialista como es “Duro de domar” para asegurar que la entrega había sido, por lo menos, “rara” debido a la cantidad de premios y aplausos que recibió Jorge Lanata, figura del Trece y abanderado del Grupo Clarín y Héctor Magnetto. En una nota brindada al ciclo “Infama” que se emite por América, Tomás Yankelevich fue incisivo ante el reclamo de Barili y confió que le hubiese gustado que lo hable puertas adentro en la empresa. El reclamo de Barili es otro choque de poderes: El hombre de Marmol hizo una crítica sobre la transmisión que estaba a cargo de artística, ergo Yankelevich.

El lunes pasado, Susana Giménez, la figura máxima de Telefe, plantó bandera y no hizo su programa por el manoseo que hubo con la invitación a Diego Maradona a su ciclo. Susana se jugaba mucho: Diego la había demandado por desobediencia ante una medida cautelar que le impedía hablar de su hijo, Diego Fernando Maradona, en la recordada visita al living de la conductora de Verónica Ojeda. La conductora agachó la cabeza y aceptó tenerlo a Maradona en su programa cuando ya lo había enterrado. Sin embargo, Diego jugó con una negociación y pidió 300 mil pesos para estar en ese sillón y abrazarse con la Giménez. Todo estaba avanzado. Cerrado. Susana estaba contenta porque no le gustan las riñas mediáticas ni judiciales. Es ahí donde entra nuevamente la figura de Paco Marmol a quien hoy todos señalan como el hombre que bajó a Maradona del programa. Enterado de la suma que iba a pagar artística se opuso rotundamente a esa visita y todo terminó en el plantón de la diva. Susana es amiga de los Yankelevich de años. No es reciente. Son casi familia. La rebeldía de la conductora no fue para con Tomás, fue para con los soldados de Marmol. Eso está clarísimo.

¿Hasta cuándo podrán seguir conviviendo estas dos tropas en el canal? No lo sabemos. Ninguno quiere ceder ni un milímetro. Mientras tantos, la pantalla se enfría a pasos agigantados y productos como “Vecinos en guerra” no llegan ni a los diez puntos de audiencia en el horario de la mayor torta publicitaria. Telefe es un brasero y encima se le sumó este estado de negocios, sospechas y escuchas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta