• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

19 feb. 2013

“Quiero enfocarme en la TV y el cine”



Luego de varios años de viajar por Europa filmando series, Sabrina Garciarena regresa a lo que siente como “su propia casa”: Telefe. Se trata de Un juego para Roxy, el séptimo unitario que presenta el ciclo conducido por Virginia Lago - Historias del corazón (a las 18.30, por Telefe)- el programa más visto en su franja horaria. Garciarena está acostumbrada a realizar telefilms(películas de aproximadamente 80 minutos para la televisión), porque en los últimos dos años, actuó en varias de éstas en Madrid. Por caso, Física o química o Tierra rebelde.De vuelta en la Argentina, representará a Roxy, una chica del interior que deja su pueblo para cumplir un sueño: estudiar medicina en Buenos Aires. Roxy sufre una serie de conflictos que la llevan a buscar un trabajo aleatorio para poder pagarse los estudios y el alquiler. Así, llega a la profesión de “acompañante”, mujeres que entretienen a hombres a cambio de dinero. Al sumergirse en el mundo empresarial, conoce a su primer cliente y, casi de inmediato, a su primer amor. Una especie de “Mujer Bonita” argentina.
“Me llamaron para mostrarme el libro y me encantó”, cuenta Garciarena a Clarín, “Es una historia joven, con un giro interesante, y filmarla estuvo muy bueno. Fueron 4 días para grabar 80 minutos así que es igual de intenso que una tira”, explica.
La actriz no será del interior, pero se crió en el barrio de Ramos Mejía, lo cual le dio una referencia cultural sobre lo que se siente al t ener que luchar con el ritmo y las exigencias de la ciudad: “No me costó hacer este tipo de personaje, quizá sí vestirme de acompañante e imaginar cómo funcionará ese estilo de vida”. Por suerte, con todos los integrantes del elenco del unitario ya había trabajado antes. Con Federico Amador estuvo en Solos en la ciudad, una película de Diego Corsini. Con Manuela Pal trabajó en Culpables de este amor, durante un año y medio. Con Alejo Ortiz compartieron el set de Amor en tránsito. Grendel Resquín la dirigió en la tira La ley del amor. “Me siento muy en familia en Telefé”, cuenta Garciarena, “no sólo por los actores, sino porque los técnicos y vestuaristas suelen ser los mismos de siempre; grabé 8 tiras seguidas ahi”, explica.
¿Cómo fue actuar en el exterior?
Estuve viviendo en Madrid durante bastante tiempo. Fueron seis meses para cada miniserie, y después una película, así que terminé pasando un par de años viajando por todos lados. La experiencia fue increíble: actuar en otro idioma y la concentración que eso requiere. Fue muy distinto de todo lo que hice antes.
¿Extrañás las tiras televisivas?Sí. Extraño mucho el ritmo de la tira. Por más de que hago miniseries o películas la constancia es muy distinta. Por eso estoy viendo de empezar una tira en Telefé este año. Quiero enfocarme en la TV y el cine.
¿Y en el teatro, te gustaría trabajar?No tengo tanta experiencia en el teatro. Es un desafío para el futuro que me encantaría hacer. Me gusta mucho el ensayo, profundizar en el texto y la relación que uno desarrolla con el director, así que es un sueño pendiente que quiero concretar. Pero para eso, tengo que estar con toda la energía puesta acá. Paso por paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta