• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

10 sept. 2015

Prometedor debut de "Historia de un Clan"


“Tuve un padre que no pude elegir”, le dice Alejandro Puccio a su abogado antes de saltar al vacío en Tribunales. Así, con toda la carne al asador, comenzó anoche Historia de un clan, la nueva miniserie dirigida por Luis Ortega que retrata la vida criminal del clan Puccio, tristemente célebre por sus secuestros extorsivos y asesinatos en la década de 1980.

El programa de tevé eligió dar el puntapié inicial con uno de los hitos públicos que tuvieron lugar luego de que la policía allanara la casa de San Isidro para rescatar a una de las tantas víctimas que estuvo retenida por la familia. Tras ese breve pero impactante prólogo, comienza la reconstrucción a modo de flashback, con una prolija ambientación y excelentes protagónicos de Alejandro Awada y “Chino” Darín.

El programa estrena a la par del éxito que cimentó su par cinematográfica, que aún se exhibe en las salas con récord de taquilla y estelares de Guillermo Francella y Peter Lanzani. Si bien las comparaciones son odiosas, resulta inevitable para quienes vieron la película no caer en el entretenido ejercicio de cotejar ambas versiones. ¿Quién está mejor como Arquímedes Puccio: Guillermo Francella o Alejandro Awada? No caben dudas de que ese será uno de los grandes dilemas faranduleros de los próximos días.

Desde el vamos, hay que destacar que la adaptación televisiva se toma algunas licencias sobre la historia real. Sitúa a Daniel “Maguila” en Buenos Aires cuando comienzan los secuestros, desconoce la existencia del quinto hijo de la familia (Guillermo) y nombra al primer rehén como Federico Olsen (en la vida real se trató de Ricardo Manoukian). Estos detalles, sin embargo, no resultan determinantes a la trama cómo sí lo es la dinámica familiar, que se convierte en el centro argumental tal como ocurre en el filme de Pablo Trapero. Lo más escabroso y que aún genera espasmo e incógnita es entender cómo podía funcionar de manera normal una familia que tiene a un conocido secuestrado en el baño.

Ventajas y contexto
La serie, que tendrá un total de 11 episodios, tiene como ventaja frente a la pantalla grande la posibilidad de desarrollar a estos siniestros personajes con mayor profundidad. Además, contextualiza también la situación política de la época y especula sobre los lazos de poder del jefe del clan, pero hace pie con fuerza en la cuestión religiosa y de status social. “No está mal querer pertenecer”, le dice Epifanía (Cecilia Roth) a una de sus hijas. Acto seguido se los ve a los Puccio aparentando en misa, comulgando, y rezando un Padre nuestro antes de cenar. También, como en el filme, se toma partido en lo que concierne al vínculo de padre e hijo: Arquímedes es un manipulador (escalofriante Awada) mientras que Alejandro atraviesa contradicciones y altibajos (bien matizado por Darín).

Entre los mejores bocadillos que entregó el primer capítulo se puede mencionar la jugada escena en el vestuario, que no temió mostrar al grupo de rugbiers desnudos jugando en las duchas. Es novedosa también la presencia del humorista Tristán, que vuelve a la tevé para ponerle el cuerpo a El Coronel, un personaje frío y funesto muy alejado de lo que supo hacer en pantalla. Pero por encima de todo, es Awada quien ilumina desde arriba, escabrosamente, al resto.

El debut de Historia de un clan no pasó desapercibido. Por el contrario, se convirtió en lo más visto de su franja horaria con un pico de 16 puntos de rating. Con ese número dejó muy atrás con 9 puntos a Signos, la nueva miniserie con Julio Chávez que se emite por El Trece y que comenzó el miércoles pasado.

Para ver: Historia de un clan. Protagonizada por Alejandro Awada, Cecilia Roth, "Chino" Darín, Nazareno Casero, Gustavo Garzón, Verónica Llinás y Tristán. Miércoles a las 22 por Telfe. Repite el jueves a las 23 por TNT.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta