• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

25 sept. 2014

San Sebastián, a los pies de "Relatos Salvajes"


Aplausos, exaltación, risas, festejos, fue lo que produjo la proyección de la película de Damián Szifrón, "Relatos salvajes", en cada una de sus exhibiciones tanto para la prensa especializada como para el público en general. La clave para comprender este disfrute masivo fuera del territorio argentino radica tal vez en la universalidad de lo que cuenta el film: la oportunidad de revancha ante las injusticias cotidianas.

En una conferencia de prensa distendida, atravesada por un permanente tono de buen ánimo y mejor humor, Szifrón explicó la raíz de estos cuentos: "Recuerdo perfectamente cómo se inició cada uno de los relatos porque salen a partir de la experiencia. Me llevó la grúa varias veces el auto, la mayoría de las veces estaba mal señalizado y era una injusticia, y hasta descubrí cómo está diseñado el mecanismo para que pagues y no hagas nada para no perder tu vida en el reclamo. He estado en bodas con una tensión absoluta, donde muchos sabían algo que el novio o la novia no sabía y podías darte cuenta de la violencia contenida en cada brindis aunque ninguna de esas bodas terminó como la de la película. Y creo que todos podemos llenar un avión con personajes que nos han perturbado en cada momento del recorrido de nuestra vida. Lo que hace Relatos salvajes es transportar esos hechos de la vida cotidiana al plano de la imaginación. Estos personajes hacen las cosas que más de una vez fantaseamos. La película visita el tema de la humillación pero creo que el verdadero tema es lo que sucede después: el deseo de liberación en relación con la agresión externa, la invasión de tu espacio vital; es el placer que produce la respuesta a la humillación".

El director argentino estuvo acompañado en la rueda de prensa por los productores del film: Pedro y Agustín Almodóvar, y por dos de los protagonistas -tal vez los más reconocidos en España-Ricardo Darín y Leonardo Sbaraglia. Entre los cinco montaron, por momentos, una suerte de comedia entre pregunta y respuesta.

Consultado sobre si su personaje, Bombita, no corría con alguna ventaja por sobre los otros personajes -siendo que las grúas son una suerte de pesadilla mundial-, Darín respondió que su trabajo no fue superior al de sus compañeros y destacó que "lo que hizo Leonardo Sbaraglia es uno de los mejores trabajos masculinos que vi en los últimos años, es extraordinario". Dicho lo cual, para divertimento de los presentes en la sala de conferencias, recibió un sorpresivo beso en la mejilla de parte de Sbaraglia.

Luego, de vuelta a una página de mayor seriedad, Darín agregó que en realidad "el trabajo enorme es el de Damián Szifrón que nos puso frente a un festín a los actores, el mismo festín que pone frente al espectador. Lo que merece un aplauso es el atrevimiento de Damián porque es de muchísimo arrojo recordarnos que podemos comportarnos como niños para compartir nuestras emociones". Fue un momento emotivo que Darín no tardó en rematar con la frase: "Y quiero aclarar que estoy muy contento con lo que acabo de decir". Carcajadas en la sala de prensa.

A partir de este punto, la oración "estoy muy contento con lo que acabo de decir" se transformó de alguna forma en la muletilla de toda la mesa. Incluso luego de escuchar a Szifrón decir: "Quería trabajar con Ricardo Darín. Es el gran actor argentino. Él lee las Páginas Amarillas y la gente va al cine a verlo", Darín comentó: "Estoy muy contento con lo que acabás de decir".

El buen humor de Pedro Almodóvar y de su hermano Agustín, el Damián Szifrón, el de Ricardo Darín y el de Leonardo Sbaraglia se justifica plenamente a partir del recibimiento que ha tenido la película en el Festival de San Sebastián, donde se proyecta en la sección "Perlas" destinada a las joyas de la cinematografía actual. Pero seguramente también esta alegría tiene mucho que ver el espíritu del film, un espíritu que encaja con la filosofía de su director quien aseguró: "La solemnidad es la enemiga. Ahí donde hay solemnidad hay algo sospechoso, hay algo no está funcionando o que se está tapando. En el arte hay que huirle a la solemnidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta