• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

1 jun. 2014

Miradas opuestas de "Camino al Amor"


Previsible y repetida. Una fórmula probada y agotada. Eso y mucho más se dijo de Camino al amor antes de que empezara a dar sus primeros pasos. Y sin embargo debutó a paso firme. La historia cumplió con la expectativa y quedó bien plantada, alambrada por los 22 puntos de rating que marcó el debut y el buen encendido que mantuvo durante la semana.

Es temprano para pronósticos, pero todo indica que Quique Estevanez volvió a pegar en el blanco con esta nueva apuesta al amor que respeta el abc de la telenovela clásica, un género que muchos (Aptra incluido) despreciaron o creyeron ver sepultado bajo el costumbrismo de sello Pol-Ka, que habrá renovado mucho la pantalla, pero últimamente terminó contaminando todo con gritos insufribles, ya sean de mujeres guapas o de amigos de toda la vida.

Igual que en Dulce Amor, aquí también don Quique puso a trabajar a todo el clan Estevanez (Sebastián, Sol y Hernán) y hasta se lo puede adivinar en ese irascible y querendón Antonio Colucci, el patriarca que encarna Rodolfo Bebán, repatriado para la pantalla con un personaje a su medida: un viejo seductor, poderoso y caprichoso, que necesita tener a toda la prole alrededor, aunque sea para seguir discutiendo.

En esta familia los hijos se llaman Rocco, Vitto, y todos discuten visceralmente, como si el orgullo se les fuera en cada palabra. Y con la misma pasión aman a mujeres imposibles, que los persiguen como la fiebre después del sol y sólo bastará una chispa para que se incendien de nuevo.

Por ahora, en cápsulas de media hora, los conflictos se dosifican por edades: Mariano Martínez y la China Suárez son los preferidos de la generación Twitter (2,5 millones de seguidores entre los dos); Carina Zampini y Sebastián Estevanez reservan su artillería para los más clásicos, y Rodolfo Bebán y Betiana Blum (otra que volvió para encantar con su personaje) se encargan con oficio y mucho humor de los nostálgicos.

En contra: La TV que nos merecemos

Es fácil criticar Camino al amor. Tan fácil que un sano ejercicio es ir más allá de lo obvio. Para eso, hay que pararse en contexto y admitir: que la telenovela se hace cargo de tomar la herencia del culebrón más básico, que es probable que logre ser tan nacional y popular como Dulce amor, y que descubrieron que también puede haber matices en las malas actuaciones. Con esas cualidades, está claro que el objetivo es encontrar la fórmula de la Coca-Cola de las telenovelas elegidas por el gran público y no buscar el reconocimiento de cierto círculo cool.

Pero. En pleno 2014 es como mínimo un signo de pereza autoral no haber dado a esa fórmula una vuelta de tuerca. Hasta la comida rápida más efectiva del mercado cada tanto se ofrece con novedades (una hamburguesa más grande, una salsa de nuevo sabor, un combo con juguete nuevo). ¿Acaso la TV no superó hace rato el estilo de drama susurrado de Andrea del Boca?

Con Camino al amor pasa lo mismo que con el ciclo que conduce Virginia Lagos en Telefe: se pensó para conmover, lo único que genera es risas, y terminó convirtiéndose en alimento consciente de parodias virales.

La escena del primer reencuentro entre Carina Zampini y Sebastián Estevanez es justamente eso. Intenta ser intensa y termina siendo hilarante: con cámara lenta, música de violines, se chocan en la máquina expendedora de golosinas, a ella le tiembla la pera, le brillan los ojos, vacila entre abrir o cerrar la boca, frunce las cejas con toda la fuerza, subraya con cada músculo de su cara su sorpresa. Y él, nada.

En una TV con pocos programas de humor, Camino al amor, según como se la mire, puede ocupar ese espacio. Pero ¿Es necesario que esté en el ya bastardeado prime time de la TV argentina? ¿Eso es lo mejor que tenemos a esa hora? ¿Será, como se dice a veces de los políticos, que es la TV que nos merecemos?

1 comentario:

  1. Merecemos novela sobre narcotrafico? No save nombre de personaje Rodolfo Bebanm ignora totalmente pareja de Juan Darthes - terzera pareja y no es muy mala y que? Si, Estevanez es actor de madera pero el publico quiere verlo. Si, no entiendo como Darthes, Martinez son segundos en novelas y primero es ese hijo del productor. Pero fracaso de Farsantes es mejor? Fracaso para espectadores, no APTRA. MADS en comienzo comedia y ahora drama negro - son mejor? No se. No me gusta cuando actores se van de novelas. No me importa porque. Pero es injusto. No me gusta guion verde como ahora en Camino. Pero tampoco me gusta guion demasiado moderno como en todas novelas de Suar. Pero por ahora espectadores tiene muchas novelas para eligir, no? Somos familia y Camino son rosas, MADS - no se como genero es por ahora. Guapas - Sex and the city de Argentina. Sres Papis a full con ternura e hijos. Novelas brasilienas y de Mexico. Reality si no te gusta novelas. Me parece que argentinas tienen TV q merecen

    ResponderEliminar

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta