• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

20 abr. 2014

"Que se metan la ficción en el culo"


Enrique Pinti abarca diferentes propuestas, desde lo actoral hasta como columnista. Ahora, en una nueva variante de sus inquietudes artísticas, está como jurado en “Tu cara me suena”, producción que emite Telefé.

El histrionismo de Enrique Pinti le permite abarcar diferentes propuestas, desde lo actoral hasta como columnista. Agudo, desde sus monólogos y conciencia de la propia sociedad de la que forma parte. Ahora, en una nueva variante de sus inquietudes artísticas, siempre renovadoras, está como jurado en la nueva edición del ciclo musical “Tu cara me suena”, producción de Endemol que emite Telefé, todos los miércoles.

-En este programa, se dieron todas las posibilidades para que vos aceptarás.

Es que acepté de movida porque me interesaron todas las características que tiene el programa. Me parece atractivo, con ritmo febril y le gusta a la gente.

-¿Tu rol de jurado te atrajo?

-Sí, me pareció una variante, algo interesante para abordar y que no lo había hecho antes. Es un buen producto y me encuentro feliz de poder estar.

-¿Por qué te llaman tan poco para el cine?

-De las últimas que hice, “Chumbale”, “Arregui, la noticia del día”, “Cruzadas” y “El fin y el mar” no anduvieron bien de taquilla. Puede ser que esto pese en ciertas decisiones.

-Ahora bien, por otra parte son pocos los actores que tienen una gran convocatoriaen materia cinematográfica.

-Está bien, esto es una realidad, pero, a nivel independiente se realizan varias producciones que no tienen exigencias financieras marcadas, sin embargo, tampocome llaman. Sigo sosteniendo que es también un misterio.

-Polka, en materia de ficción, te convocó pocas veces.

-Me convocaron para hacer “Mujeres asesinas”, junto a Leonor Manso y tuvo muy buen rating. Después hice una breve participación en “Los únicos”, jugando una escena pequeña con Nicolás Cabré. Y luego, nada más. Seguramente me estarán reservado más adelante para componer un abuelo con Alzheimer. Ese es el destino, en definitiva, de todos los actores veteranos en el mundo. Seguramente, cuando eso llegue, sin hacer ninguna interpretación, me den nuevamente alguna oportunidad (risas).

-Deducimos que lo analizas bastante este tema...

-Es que, inevitablemente, uno llega a la conclusión, que si pasan tantos años y no te convocan es porque eso no es para uno. Como hemos cosechado tanto de otro lado y que nos ha dado tantas satisfacciones, queda solamente por decir que, ante tamaña evidencia, uno no se puede oponer, por consiguiente que se metan toda la ficción donde saben: en el culo. Evidentemente, no es para mí.

-¿Qué situaciones te genera que, por algunas de tus definiciones, te puedan insultar en las redes sociales?

-Me genera un horroroso sentimiento de rechazo. Pero bueno, yo tengo mi antídoto ya que no tengo computadora, ni celular, ni Twitter ni Facebook. Así que si me querés insultar lo van a tener que hacer cara a cara. Soy una persona a la antiguaque, para agredirla, hay que verla.

-¿Tampoco te enterás?

-Para nada. Les tengo prohibido a mis amigos que me comenten cosas que digan sobre mí, a favor o en contra. Reitero, que se lo metan en el culo ese tipo de mecanismo on line.

-En esto, tenés convicciones muy firmes.

-Sin lugar a dudas. Quien expresa este tipo de definiciones, a través de dos deditos, ha perdido categoría intelectual. Es un tarado o una retarda mental. Poner cosas como “estoy en el baño cagando... que lindo ja ja” es como retroceder en la época de la prehistoria. Es retroceder a las señales de humo, señalar y poner en el Facebook, que lindo que salió el sol o que se avecina la lluvia, es formar parte de tribus históricas.

-¿Qué otro aporte en contra, Enrique, podés citar de ciertas redes sociales?

-Ya te lo especifico, además ha destruido cierta educación y formalidad. Si yo te digo que voy a ir al lugar ya convenido, lo voy a hacer. No necesito confirmártelo 150 veces por teléfono. Mandarte mensajitos de texto como “estoy demorado por un piquete, o me torcí el pie...” es una tortura china. Que te digan....”después te lo confirmó”, ¿Cómo después te lo confirmo?, a lo que te dicen, “Y... me salió otra cosa”, es una verdadera locura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta