• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

18 feb. 2014

“En 'Peligro, Sin Codificar' no hay egos ni estrellatos”


La primera incógnita al comenzar el diálogo con Pichu Straneo es cómo saludarlo. ¿No suena un tanto desubicado llamarlo por su apodo sin conocerlo? ¿Pero, por otro lado, quién conoce su verdadero nombre? Previa búsqueda en Google, nos enteramos que el nombre de pila del actor nacido hace 46 años en Montevideo, Uruguay, es ... Fernando.

Hola Fernando, ¿cómo estás?
Cuanta formalidad, jeje.

¿Nadie te llama por tu nombre de pila?

No, la única que me dice Fernando es mi mujer. Para todo el resto soy Pichu, desde toda la vida.

¿Cómo surgió el apodo?

Me lo puso mi viejo porque cuando nací era muy chiquito y peludo, entonces parecía una “pichincha”, jeje. Arranqué siendo “Picha” y después se fue deformando a Pichu. En toda mi familia se suele poner apodos.

El domingo fue el debut de la segunda temporada de “Peligro Sin Codificar” en Telefé, ese programa que alegra los almuerzos del dominicales. Año a año, Pichu fue ganando terreno en el ciclo que arrancó en 2009 por América y en 2013 explotó definitivamente, al punto que su labor le permitió ganar un Martín Fierro como Revelación, pese a tener más de 15 años de carrera. Ahora, en esta nueva temporada, Pichu se afianza como una de las principales figuras de la troup de humoristas que comanda Diego Korol, más teniendo en cuenta la ausencia de Yayo Guridi en el primer programa. Dicho sea de paso, ¿qué pasó con Yayo? ¿sigue? “Sí, sigue, lo que pasa es que se tomó febrero de vacaciones. Vuelve en marzo, en el tercer programa”, tranquiliza Pichu, que durante el receso viajó a Los Angeles y Las Vegas junto a Pachu Peña para grabar notas, algunas que ya se vieron en el debut. “Faltan todavía las parodias de ‘Av. Brasil’, ‘Señores Papis’, un programa de cable musical, muchas más notas en EE.UU., y muchas más cosas que haremos en vivo. No tiramos toda la carne al asador porque el año es largo, pero hay mucho material”, promete.

¿Cómo explicás el fenómeno que se generó alrededor de “Peligro Sin Codificar”? ¿Cuál es la clave?
La clave es la frescura, el grupo humano que se formó. En nuestro grupo no hay egos, ni estrellatos. Simplemente nos vamos a divertir y tiramos todos para el mismo lado. Todos estamos en pos del programa, no en lo individual. Otra de las claves puede ser esa adrenalina, que para nosotros es maravillosa, que es la de ir en vivo, porque nos permite improvisar y divertirnos. Por ejemplo, no nos cambiamos en el mismo camarín para sorprendernos al aire y matarnos de risa entre nosotros. Esas jodas internas son las que más captó a la gente, que pasó a ser cómplice nuestra.

¿Cómo se dio el fenómeno de “la cañita”? ¿Lo buscaste?
No se busca, eso es lo loco. Si buscás y buscás, no te sale. Surge de la impronta, del momento y pegan. Lo de la cañita lo saqué de un amigo que siempre festeja los chistes de una forma similar. Yo lo modifiqué un poco y tiré la cañita voladora. Después me vio el productor y me dijo que la haga en el programa. “No, es una boludez”, le dije. Me convenció, la mandé al aire y ahí explotó. Después llegaron los videos de la gente, los festejos de gol de los jugadores de fútbol ... Son esas cosas que pegan y no tienen una explicación clara.

Por ahora van sólo los domingos, pero ¿se imaginan compitiendo contra Tinelli? 

No creo que nos hagan competir con Tinelli, al menos nadie dijo nada. Igual, si tenemos que competir, competimos. Ya competimos con Suar (“Solamente Vos”) y le hicimos fuerza. Pero igual no creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta