• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

21 nov. 2013

Catherine Fulop: "Besar a Nico Riera es como estar con una mujer"


A Catherine Fulop le tocó un personaje bastante jugado en la ficción de Telefe Taxxi, amores cruzados, donde se enamora de un chico 20 años menor, interpretado por Nico Riera, quien a su vez tiene una relación con su hija,Micaela Vázquez.

Si bien ella tiene una larga trayectoria en televisión y el 20 de enero comenzará con su propio programa por radio Vale 97.5, siente como un desafío encarar las escenas junto al ex Teen Angel: "Tratamos de entrar en confianza, sobre todo antes de hacer una escena de un beso".

"Tener que besarlo es un poco raro. Él me dice 'aún me pone nervioso hacer escenas contigo' y me confiesa que antes de hacer Casi Angeles, me veía en Ilusiones y era la ídola. Todos los amigos le hacen bromas, le dicen 'te estás comiendo a Catherine Fulop'", comentó la actriz.

Fulop explicó por qué el primer beso lo sintió "raro": "Estábamos haciendo una escena de espaldas y el director dice 'bésense'. Es como raro porque él es un chico muy joven y para mí de a ratos me parece incómodo. Es como estar con una mujer, algo que no estoy acostumbrada y que socialmente no es lo correcto, pero la gente compró la pareja".

Además de la diferencia de edad de 20 años, otra dificultad es que en el mismo elenco está Rochi Igarzábal, la pareja de Nico Riera, con quien vivió una "situación un poco incómoda": "Teníamos una escena en la que él me pegaba contra una máquina expendedora de café y ella estaba por ahí, por el decorado, y era la primera escena bien apasionada, él me besaba todo el cuello y yo la veía a ella y decía 'ay, ¿se va a quedar ahí Rochi?', pero bueno, la mejor onda con Rochi porque además compartimos camarín".

Tras esta experiencia, encontró a la pareja en un evento al cual había ido con su marido, Osvaldo Sabatini, y decidió tomarse con humor el vínculo que interpretan en la novela: "Me encontré con Nico y con Rochi, lo agarré a Nico, se lo quité a Rochi y le dije 'Mirá Ova, te presento a mi novio'. Espero que no sea celosa. El otro día me mandó una foto mía con Nico, que decía 'qué lindos que son'. Hacemos muy bella pareja, perdón a Rochi".

No sólo para los actores es un desafío, sino también para sus familias: "A Oriana (su hija mayor) le dije 'chapé con Nico Riera' y me respondió 'Ay, mamá' y puso en Twitter: 'Siento que todo está mal cuando mi mamá me dice me chapé a...'".

Pero Catherine lo toma con humor y disfruta del crecimiento de su hija mayor, quien este año se hizo famosa por ser una de las protagonistas del programa Aliados: "Fue muy sorpresivo para toda la familia porque ella venía estudiando canto, guitarra, teclado, baile. Nunca pensamos que podía llegar a cumplir su sueño tan rápido. Tanto Ova como yo estamos muy orgullosos. La gente no puede imaginar lo que es ver a un hijo cumpliendo un sueño, lloramos. Salgo a la calle y ya no soy Catherine Fulop, me dicen 'la mamá de Azul', 'la mamá de Oriana'. No me asusta pasar a ser 'la mamá de Oriana', yo abrí un espacio para que mis hijas brillaran con su propia luz".

Si bien se cortó el pelo y quiso mostrar una imagen menos sexy para que sus hijas pudieran brillar, a los 48 años, mantiene una figura envidiable, pero lo hace a base de mucho esfuerzo: "Me cuido mucho, hago muchísima gimnasia, lo tengo como una filosofía de vida. Soy la mujer madura pero que puede levantarse a un pendejo y la gente lo puede creer, es creíble. Es mucho sacrificio el que pongo. Me alimento con viandas, no me salgo de mi dieta, voy dos horas al gimnasio, más de tres días por semana porque sino el cuerpo no te responde. Hago tratamientos de radiofrecuencia con un aparato que lo utilizan para el cáncer de piel, como un pomelo en ayunas, como mucho antioxidante y vitaminas y no dejo la botella de agua para nada".

Además de preservar la figura, es una de las pocas famosas que logró mantener un matrimonio estable durante 20 años: "El Ova mucho no me comenta de la novela porque cuando va al aire por suerte está trabajando. Yo creo que si la mirara no tendría ningún problema en verme en una escena de un beso. No le parecería lo más agradable del mundo, pero él ve que yo estoy feliz haciendo mi trabajo. Primordialmente hay amor y es fundamental la independencia. Yo no soy la media naranja de nadie, ni loca, yo soy una naranja entera, un ser independiente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta