• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

7 oct. 2013

Cinco Razones de Nazareno Mottola: Madurar a los golpes


El pibe de la bicicleta. "Nene, andá a estudiar...", le recomendaba su papá cuando lo veía, incansable, dando vueltas por las calles Berazategui con su bicicleta. Es que a Nazareno, que supo que la crisis podía pegarle en la cara aunque fuera muy bajito, le encantaba la libertad que resumían esas dos ruedas en marcha, las que dominaba como si fueran sus propias extremidades. Siempre cuenta que la primera vez que vio un monociclo se deslumbró, y sintió la necesidad urgente de subirse a pedalear. Por entonces, trabajaba con un feriante vendiendo frutas y apenas pudo juntar los 135 pesos que costaba, corrió a comprarse su monociclo. A los 15 minutos, ya le había aprendido los secretos.

El chico "goma" de la TV. Nazareno es un tipo agradecido y reconoce que hay una enorme lista de personas que le tendieron un puente para llegar donde hoy está. Y aunque no se olvida de nadie, al principio de todo anota al circo, donde aprendió mucho del oficio y donde se forjó, casi, una familia paralela. Allí estaba una mañana tomando mate cuando llegó la producción de VideoMatch buscando un chico "que supiera caerse bien". Era el año 1998 y andaba sin una moneda. Su gracia y su "natural" destreza para el porrazo lo llevaron a protagonizar las cámaras ocultas de "La peor clase de mi vida", la sección que martirizó con sus golpes y caídas a decenas de profes de gimnasia.

Un perfecto lanzado. Los golpes siguieron, pero nuevamente fueron económicos y Nazareno partió a México para campear la crisis del 2001, trabajando en un circo. De vuelta en Argentina, las puertas de su primer contrato televisivo se le abrieron, otra vez, a los porrazos. Se sumó a El muro infernal, el programa de juegos conducido por Marley, donde su función principal era... ¡caerse al agua! de manera estrepitosa. En una reinvención del grotesco, fue la contracara del lindo y fisicudo (Leandro Penna) que se disputaba a la bella asistente (con quien tuvo un lindo romance en la vida real). Esa pantalla lo volvió popular y le abrió las puertas de un nuevo mundo: el teatro.

El mejor hijo del mundo. "Soy Antonio Gasalla, no sé si me conocés", le dijo la voz del otro lado del teléfono. Nazareno pensó que era una broma y le contestó con otro chiste. Pero la llamada iba en serio: uno de los mayores comediantes de la Argentina le proponía que se sumara a su troup, como Caio. El pibe despierta risas de cariño en Más respeto que soy tu madre, el éxito que nació en el 2009 y que acaba de pasar por Carlos Paz, con localidades agotadas. "Odio dar lástima", dijo Nazareno en una entrevista en la que repasó su vida, y contó que, cuando logró comprarse su propia casa con el dinero del teatro, se llevó a su mamá a vivir con él, para que dejara de alquilar. "Fue un modo de devolverle todo lo que hizo por nosotros", señaló.

Más pantalla para un Rebo. Buena parte del elenco de Más respeto que soy tu madre, Antonio Gasalla incluido, se repite en La cola, la película en la que el actor Enrique Liporace debuta como director. En el filme, próximo a estrenarse, figura con un pequeño papel Nazareno. Es su primera participación en la pantalla grande. De la otra pantalla, ya tiene bastante experiencia y demostró ser uno de los comediantes más queridos por el público. En Peligro Sin Codificar, es el "Rebo 4" y encarna personajes y parodias muy efectivas. Sus seguidores lo apoyaron en el reality Celebrity Splash, y lo convirtieron en el justo ganador de la competencia de famosos con ganas de tirarse al agua.mama lo que ha gecho por nosotros. musico banda de policia, otro chofer ce camiones, otro chofer de una ambulancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta