• Buenos Aires
  • No Data
  • tlfelcanalnumerouno@gmail.com

28 sept. 2013

¿"Séptimo", a Hollywood?


El productor argentino Axel Kuschevatzky, que en el Festival de San Sebastián presentó la plataforma de producción de cine internacional Telefónica Studios, asegura que "la situación que está pasando el cine argentino no es una casualidad sino producto del trabajo de mucha gente durante muchos años".

Kuschevatzky está asociado a las cuatro películas más taquilleras de 2013: "Metegol", que superó los 2 millones de espectadores; "Corazón de León" que va por 1,5 millones; "Tesis para un homicidio" que hizo más de 1 millón y "Séptimo", que suma 715.000 en tres semanas y sobre la cual develó una primicia sorprendente: "Se vendió a 15 países y ya apareció un estudio de Hollywood interesado en hacer la remake".

Frente a ese notable panorama, analiza que esto es posible por la existencia de una política de fomento estatal y por la participación de canales televisivos en la producción de los filmes.

"Estas cuatro películas -dice en entrevista con Télam- tienen dos logos en común que se repiten: el de Telefé y el del Incaa (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales)".

"Tengo claro -remarca quien fuera coguionista de la versión argentina de "Casados con hijos"- que si no existiera un instituto de cine, en la Argentina, de 1996 para adelante, quizás no hubiera habido películas".

"Esto es muy concreto -apunta-, los países que no han tenido una política cultural de fomento de producción son países que no han tenido más cine o lo han tenido esporádicamente. Todos los países, a excepción de Estados Unidos e India -puntualiza-, necesitan de un soporte jurídico que les permita tener una mirada local".

El responsable de todas las películas coproducidas por Telefe y ahora de toda la producción cinematográfica de la casa central y todas las filiales de Telefónica España, tiene una actividad incansable en San Sebastián, donde busca cerrar alianzas para proyectos en proceso y con fecha de salida. Entre ellos, "El ardor", de Pablo Fendrik; "Relatos salvajes", de Damián Szifrom, o el nuevo filme de Santiago Mitre,

Quien puso su voz para uno de los personajes de la versión argentina de "Mi villano favorito", indica que se produce "porque subimos el estándar de calidad en la construcción de las películas y porque ha habido un viraje hacia un cine de género de autor, proponiendo películas que el espectador puede disfrutar porque utilizan las herramientas narrativas del cine de género pero desde el diferencial de la marca autoral".

"Es el cine -agrega- de directores argentinos como Campanella, Szifrom, Taratuto, Lucía Puenzo, Burman, por citar algunos, y es también el cine que se hizo en Estados Unidos en los 70 con tipos como William Friedkin, Polansky, los primeros Spielberg, Coppola, Scorsese".

"Porque el cine de género de autor no es mejor ni peor que otros pero es el único que tiene la posibilidad de ser masivo y de proponer una experiencia que no estandariza", formula.

En relación con la posibilidad que empieza a tener el cine nacional de ganar mercados, Kuschevatzky señala que lo que empieza a ver "es que las películas argentinas exhiben un potencial de viajar y dar la vuelta al mundo mucho mayor de lo que nosotros pensamos mientras las vamos haciendo, ya que los agentes de venta empiezan a ubicar estas películas en lugares donde ni nos imaginábamos".

"Para que te des cuenta del momento que atravesamos, te doy un dato: "Séptimo" (el thriller protagonizado por Ricardo Darín y Belén Rueda y dirigido por Patxi Amezcua en una co producción argentino española) se vendió a 15 países y solamente se estrenó en Argentina hace cuatro semanas; además que ya apareció un estudio de Hollywood interesado en hacer la remake".

"Hay una necesidad de los mercados internacionales de un producto diferencial que el propio mercado norteamericano no está satisfaciendo y hoy Argentina, desde la capacidad de congeniar recursos creativos y estratégicos, puede jugar este juego tranquilamente y, de hecho, lo estamos jugando", subraya.

Y pone el caso de "Wakolda", la última cinta de Lucía Puenzo, que a dos semanas de su estreno argentino cerró su venta a 25 países, entre ellos el mercado estadounidense. En este sentido advierte que "en la ecuación del cine argentino, el mercado internacional va a empezar a tomar un peso que quizás nunca tuvo".

"En la película de Fendrik están Telefé y otros dos productores por Argentina, hay productores franceses, brasileños, mexicanos y está Participant, los coproductores de "Lincoln", de Steven Spielberg, eso sólo ya implica distribución en muchos países y estreno garantizado en Estados Unidos a través de una de las compañías grandes".

Sin dudas el cine argentino se impone en la escena internacional y "Séptimo" lleva la delantera en Hollywood. Una vez más, un triunfo para el talento nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Labels

Visitas

Redes Sociales

Páginas Vistas

Vídeo Destacado

Encuesta